Sigue la polémica por las agresiones a los funcionarios de Scioli

La polémica por las agresiones que sufrieron dos ministros del Gabinete del gobernador Daniel Scioli continuó luego de que uno de los agredidos, Mario Oporto, apuntara contra el intendente de 9 de Julio por "no condenar el hecho", y de que el dirigente agropecuario Mario Llambías se sumara al repudio.
Oporto afirmó que le preocupó "la actitud" del intendente de 9 de Julio, el radical Walter Battistella, de quien dijo que "justificó" el escrache que sufrió junto al jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, durante una visita que hicieron a esa localidad del interior provincial.

"No tuvo ni la delicadeza personal de llamarnos a nosotros para ver si nos había pasado algo ni la grandeza política de condenar el hecho. Ojalá que él no viva nunca una situación así. Si algún día tiene un malestar de ese tipo va a decir que son patotas peronistas", afirmó, en declaraciones radiales.

El funcionario provincial dijo que los manifestantes "estaban muy desaforados", y que le preocuparon dos cosas: "el grado de agresividad y discurso, eran la base cultural de una dictadura, y por otro lado la actitud del intendente" Battistella.

Oporto detalló que se encontraban en el distrito bonaerense "en una reunión con concejales" justicialistas "para hablar de gestión y de política", un hecho que calificó como "algo cotidiano".

"Cuando nos quisimos ir un grupo de gente no nos quería dejar salir, no querían dialogar. Podríamos haber recibido alguna petición, pero lo único que querían era una foto nuestra recibiendo huevazos. Vino la policía, que recibió insultos", se lamentó.

Oporto y Pérez fueron agredidos por un grupo de 40 personas en momentos en que los funcionarios provinciales mantenían una reunión con dirigentes de la zona.

El encuentro finalizó abruptamente entre gritos, huevazos y empujones cuando los manifestantes intentaron ingresar a la fuerza al salón donde se desarrollaba la reunión, y Pérez, quien dijo haber visto a concejales del radicalismo entre los agresores, anunció que presentará cargos ante la Justicia contra Battistella por considerarlo "instigador" del ataque.

En tanto, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, calificó de "lamentable" el escrache y pidió "bajar algún cambio".

"Me parece que es lamentable, hay un ánimo muy malo en toda la gente del interior en perder todo el esfuerzo de muchos años de trabajo", expresó.

El líder de CRA -una de las cuatro entidades que conforman la Mesa de Enlace del campo- señaló que "estas cosas no ayudan, por más que uno entiende que uno esté crispado por un lado y que el Gobierno tenga sus motivos por el otro, pero creo que hay que bajar algún cambio".

Comentá la nota