Sigue pendiente la designación de un nuevo funcionario en Desarrollo Social

Tras el alejamiento de María del Carmen Viñas, Pulti iba a anunciar el pasado fin de semana a su reemplazante. Pero la crisis del agua postergó el anuncio oficial.

El inesperado incidente ocurrido en la Plaza Mitre, que dejó sin agua a miles de marplatenses, provocó que el intendente Gustavo Pulti se abocara de lleno a su solución, debiendo dejar de lado la resolución de otras cuestiones.

Entre ellas, decidir quién asumirá al frente de la Secretaría de Desarrollo Social de la comuna, tras la renuncia de María del Carmen Viñas. La ex funcionaria abandonó el cargo el 27 de abril y al dar a conocer la noticia el jefe comunal había prometido que daría a conocer el nombre de su reemplazante el pasado fin de semana. Justamente en la madrugada del sábado un incidente inesperado provocó la inundación de las cisternas de agua ubicadas debajo de la Plaza Mitre, generando una crisis que dejó muy poco margen para que el intendente se ocupara de otros temas.

Desde que Viñas formalizó su renuncia, la secretaría quedó a cargo, de manera interina, de la directora de la Mujer, Alejandra Paturo, quien seguiría desempeñando esa función durante algunos días más. Ayer al mediodía luego de que los técnicos de Obras Sanitarias lograran poner en funcionamiento uno de los motores dañados por la inundación, Pulti le dijo a LA CAPITAL que tiene previsto retomar su agenda habitual a partir de mañana, una vez que toda la ciudad quede provista del servicio. "La crisis que se ha vivido en las últimas horas provocó que me tuviera que desconectar de otros asuntos", precisó el intendente, cuando se lo consultó sobre si ya había decidido quién se hará cargo de la Secretaría de Desarrollo Social.

María del Carmen Viñas renunció al cargo que desempeñaba desde diciembre de 2008 con el propósito de volver al Partido Socialista y esperar fuera del gobierno municipal una posible candidatura.

Cuando ya era sabido que Viñas aspiraba a una candidatura por el socialismo, su figura fue sometida a fuertes críticas dentro del Concejo.

Antes de alejarse del Ejecutivo municipal, la ex funcionaria fue escrachada en su casa por un grupo de familias desalojadas del barrio El Martillo y soportó una serie de críticas por parte de la oposición sobre la distribución de alimentos con gorgojos y el vencimiento de varios litros de leche destinados a familias de bajos recursos.

Comentá la nota