Sigue el paro: los estatales rechazaron el aumento del 6%

Desde las 12.30 y por espacio de tres horas estuvieron reunidos ayer en Coordinación Educativa los representantes del gobierno provincial y los dirigentes de los gremios estatales.
Los ministros Ariel Rauschenberger (Hacienda) y César Rodríguez (Gobierno), el secretario general de la Gobernación, Raúl Ortiz; el secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo Calvo; el subsecretario de Hacienda, Sergio Violo, y el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontáa, fueron los portadores de la oferta salarial de un 4 por ciento de aumento, la que fue rechazada de plano por los sindicalistas estatales que abrieron el fuego con un 12 por ciento de recomposición.

Primer cuarto intermedio, solicitado por los funcionarios. Rauschenberger, Ortiz y Rodríguez marcharon hacia la Casa de Gobierno, se reunieron con el gobernador y volvieron al organismo educativo de la calle O'Higgins llevando una contraoferta del seis por ciento, inamovible.

Algunos minutos después, fueron los gremialistas los que solicitaron otro cuarto intermedio. Tras el mismo, le dijeron que no a la propuesta oficial. Nuevamente la discusión, el intercambio de ideas, alternativas por el lado sindical (como al seis por ciento agregarle una suma fija), para terminar con el pedido de que más allá de lo insuficiente del porcentaje, éste no contemplara un cuatrimestre, sino que en julio se vuelva a discutir la pauta salarial hasta fin de año.

Comunicación telefónica de Ortiz con Jorge, el secretario general de la Gobernación volvió a la reunión con el visto bueno del gobernador.

La oferta gubernativa también incluye la elevación del piso mínimo salarial garantizado para los estatales (categoría 16): de 1.950 a 2.050 pesos.

Las partes acordaron, entre otros temas que serán analizados sector por sector a partir de la semana que viene, elaborar un proyecto de ley de jubilación para los estatales y las autoridades provinciales se comprometieron a estudiar la suspensión de los descuentos a los empleados provinciales que adhirieron a los paros.

La voz gremial.

Ricardo Araujo, secretario general adjunto de ATE, fue el vocero de los sindicatos estatales tras el encuentro. "El gobierno trajo un seis por ciento y no modificó esa pauta; por supuesto esto no conforma nuestro pedido y lo único que conseguimos es que no sea un cuatrimestre y que en julio se vuelva a discutir la cuestión salarial, porque sabemos que después del 28 de junio (elecciones legislativas) se vendrá un ajuste muy grande de la economía".

Aclaró que "no vamos a levantar las medidas de lucha por esta oferta. Sí alentamos alguna expectativa con las mesas sectoriales para discutir temas pendientes que hacen a la cuestión laboral".

Araujo dijo que cuando los funcionarios presentaron la oferta del cuatro por ciento, los gremialistas replicaron con un 10 por ciento.

-Al cierre del encuentro hubo sonrisas entre funcionarios y gremialistas.

-Era la satisfacción porque había terminado la reunión, porque no la podíamos soportar más.

-¿Y qué hará ATE y la Intersindical ahora que se conoce el aumento?

-ATE tiene un congreso para el viernes 15 y se continuará con el plan de lucha. La Intersindical también se reunirá. Además, el martes próximo ATE se reunirá con Pedehontaá para abrir las mesas sectoriales y discutir otros temas que no son salariales.

Pedehontaá.

El subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, dijo que el aumento del seis por ciento es para el cuatrimestre mayo-agosto, pero que en julio "vamos a empezar a hablar otra vez del tema de acuerdo a la evolución de la recaudación y de las finanzas públicas".

"Soy optimista de que a esa fecha vamos a llegar con un diálogo más aceitado. El diálogo con los sectores servirá para sacar presión, porque cuando se acomodan cuestiones que hacen a lo laboral, el reclamo se da en otras circunstancias de negociación".

-¿En julio será el gobernador Jorge el que dialogará con los gremios estatales?

-Al gobernador siempre le gusta estar sentado con los gremialistas. No sé qué va a pasar en julio, pero entiendo que el gobernador ha dado una amplia garantía a los trabajadores de que está abierto al diálogo cuando se dé.

-ATE adelantó que el paro de mañana (por hoy) se mantiene y no descartaron que se profundice el plan de lucha. ¿El gobierno qué espera de los gremios?

-Creo que con esta propuesta del seis por ciento, el aumento del piso a 2.050, más lo que dimos en marzo, estamos dando muestras a los trabajadores de que nuestro interés si por lo menos no es de una recomposición salarial, sí mantener el poder adquisitivo. Los gremialistas dirán que siguen corriendo de atrás, pero también es cierto que el gobierno debe ser responsable y venir a una mesa de negociaciones con demagogia para después no poder cumplir lo prometido, menos aún cuando el horizonte todavía no se visualiza cómo va a terminar. Quiero resaltar el nivel de diálogo que hubo, las conclusiones que hicieron los trabajadores. Es cierto, venían con la expectativa del 12 por ciento, pero sí destacaron que se había avanzado y la relación Ejecutivo-trabajadores ha variado un 180 por ciento.

Comentá la nota