Sigue paralizado el servicio de la empresa Tamse

Los choferes continúan con el paro por lo que interpretan como un quebranto general de la empresa. A las 11, audiencia en Trabajo.
Los choferes de la empresa Transporte Automotor Municipal Sociedad del Estado (Tamse) continúan esta mañana con la paralización de los servicios por lo que interpretan como un quebranto general de la compañía.

La medida, iniciada ayer, afecta a unos 80 mil usuarios que viajan en las líneas de los corredores Rojo y Verde.

Los conductores cuestionan la cantidad de coches parados por falta de repuestos y los atrasos en el pago de la obra social y hasta de cuotas de créditos personales que les descuentan por recibo de sueldo.

Además, los delegados de UTA exigieron que el municipio reemplace de inmediato al directorio que preside Raúl Merino y denunciaron supuestos nombramientos de personal administrativo y de asesores.

La protesta comenzó pasadas las 14 en las nueve líneas del corredor Rojo, y se extendió desde las 17 al resto de los corredores de la Tamse.

Reunión . Hoy, a las 11, deberán presentarse en la Secretaría de Trabajo los choferes, el directorio de la empresa y las autoridades de Transporte.

Ayer. El municipio giró 500 mil pesos a Tamse. Se asignaron al pago de deudas con los proveedores de repuestos, de modo de garantizar la entrega de las piezas que se necesitan para poner a funcionar los 42 colectivos que se encuentran en el taller. Hoy enviará otros 500 mil pesos, y en el transcurso de diciembre próximo enviará una partida extra de dos millones de pesos para fines específicos acordados con el gremio.

Tamse recibe cada mes del municipio cuatro millones de pesos para cubrir su déficit operativo. No obstante, el propio Ejecutivo estima que el déficit real de la empresa es de seis millones mensuales, por lo que acumuló una pesada deuda con sus proveedores, y también incumplió obligaciones con sus empleados y con el fisco.

Desde el municipio sostienen que la situación de Tamse mejorará en 2010, dado que se prevé una sustancial suba de los subsidios: el presupuesto que analiza el Concejo reserva 110 millones de pesos para "transferencias" al sistema de Transporte.

El presidente de la empresa, Raúl Merino, negó las acusaciones de los delegados. "No hay ningún descontrol. Esto no es un agujero negro. Es una empresa que hace enormes esfuerzos por bajar costos, pero que tiene subsidios congelados y tarifa retrasada", indicó.

Comentá la nota