Sigue el movimiento turístico de fueguinos a pesar del pedido de no viajar.

Desde los primeros días de julio el éxodo de fueguinos hacia el norte del país es incesante y aprovechan al máximo los «días extra» de vacaciones. Sólo durante las dos primeras semanas de este mes salieron por avión 14.500 personas entre Ushuaia y Río Grande, y otras 600 en colectivo. Mientras que las ventas se equilibran para todo el mes. Referentes turísticos aseguran que la temporada se extendió para los vacacionantes hasta la primera semana de agosto. Incluso estiman para este año un crecimiento del 7% teniendo en cuenta la mayor oferta de vuelos.
El adelantamiento del receso de invierno y el asueto sanitario decretado por el Gobierno Nacional, siguen sumando a la polémica: si conviene o no que la gente haga turismo durante este período que fue determinado por las autoridades para que la gente se quede «en casa». El coordinador del Comité Operativo de Emergencia ante la gripe A, Daniel Duarte, dijo en reiteradas oportunidades: «Recomendamos fuertemente que no se viaje». Sin embargo, desde los primeros días de julio es incesante la salida de fueguinos fuera de la Isla; muchos no acataron la recomendación e incluso adelantaron sus vacaciones.

Los referentes turísticos aseguran que las «mini vacaciones» del fin de semana, que unieron al feriado nacional y el asueto sanitario, se concatenan con las vacaciones de invierno. Es decir que la excusa de los feriados sirvió para adelantar las salidas masivas.

«Los vuelos, tanto en las salidas como en los arribos, están completos, aunque con muchos cambios producto de la incertidumbre que ha generado, no tanto la pandemia en sí, sino las disposiciones de Gobierno, fundamentalmente», aseguró el operador turístico José Heredia.

Números de julio

Desde Río Grande, hasta la primera quincena de julio, salieron por avión más de 2.500 pasajeros y otros 600 lo hicieron en colectivo. Mientras que desde Ushuaia, que cuenta con más frecuencias aéreas diarias, salieron aproximadamente unas 12.000 personas por avión.

La ocupación de julio con respecto a los vuelos, está equilibrada todo el mes, por lo cual la cifra podría duplicarse cuando finalice la segunda quincena.

En este sentido, si bien la tendencia amenazaba una baja en la venta de pasajes del 30%, en pronóstico, por el marco de crisis global, y la aparición de la pandemia de gripe A, se ha generado un flujo interno que equipara a la media de temporadas anteriores.

A ello colabora que este año las dos ciudades cuentan con más vuelos, gracias a la estatización de Aerolíneas Argentinas por un lado y la irrupción de mejores tarifas de promoción súper económicas.

Y si bien habrá que analizar los números al cerrar la temporada invernal, Heredia se arriesga a adelantar que, por la mayor oferta de plazas en ambas ciudades, «seguramente estaremos rondando un crecimiento del 7% con respecto al movimiento del invierno 2008».

En este sentido entiende que las sugerencias de no viajar, sólo han servido como «discurso declamativo». Y la realidad es que la gente está aprovechando al máximo el «handicap» de tener más días de vacaciones, ya que incluso se observan muchos cambios en los vuelos de regreso, lo que ya está extendiendo la temporada a los primeros días de agosto inclusive especialmente para docentes y escolares.

Balanza negativa

La cantidad de gente que sale de la Isla es notablemente mayor a la de turistas que vienen a hacer temporada. «La balanza sigue siendo negativa», dice el operador turístico. Es más la gente que sale de la Isla a gastar al norte. Y a ello atribuye también que «todavía no tenemos consolidada la oferta de invierno y eso se nota mucho, con el agravante de la reducción del flujo brasilero, como principal mercado de la nieve».

Es que aunque los vuelos charter contratados para Ushuaia esperando el turismo brasileño han comenzado a llegar, lo hacen con una ocupación promedio al 60%, lo que denota una baja con respecto a la temporada anterior.

A nivel local la realidad es aún peor. El informe estadístico de la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Río Grande de la última temporada revela que hay casi un 30% menos de turistas en la zona norte de la Isla.

Para Heredia los indicadores del turismo, como sector productivo, son «espasmódicos» porque «no se advierten políticas de Estado sobre el tema ni a nivel provincial ni local». Y grafica con un simple ejemplo que el INFUETUR en Río Grande prácticamente ha desaparecido. «Perdieron hasta el local frente a la plaza, no hay interés en el sector por parte de los ejecutivos, indudablemente».

Cancelaciones sin penalización

Una de las últimas disposiciones de Aerolíneas Argentinas es no penalizar a quienes devuelvan pasajes, aunque hasta el momento las cancelaciones de vuelos no son numerosas a nivel provincial. Estas penalizaciones por cambios en las fechas de vuelos, rondan los $100, y a nivel nacional se vieron obligados a flexibilizar la medida.

«Considerando que la gente en Tierra del Fuego suele comprar sus ticket con mucha anticipación para lograr mejores tarifas y esas promociones tienen penalizaciones por cambios, precisamente es una buena noticia para quienes cambien de opinión con respecto a sus vacaciones», señaló José Heredia.

A nivel local, la semana pasada ha sido intensa en los locales de venta de pasajes, justamente por la «molestia» de generar los cambios de fechas, tanto de los que se fueron como de los estudiantes (particularmente) que decidieron adelantarse.

Comentá la nota