Sigue el malestar en España por la expulsión del veedor del referendo chavista

Sigue el malestar en España por la expulsión del veedor del referendo chavista
Madrid decidió elevar una nota de protesta por la salida forzada del diplomático. Chávez había justificado su decisión al sentirse molesto por las críticas que había lanzado el eurodiputado al régimen de Caracas
El caudillo de Venezuela, Hugo Chávez, calificó de "indigna" la actitud del eurodiputado Luis Herrero, quien fue expulsado del país por llamar "dictador" al mandatario, aunque dijo que espera que el incidente no afecte las "excelentes" relaciones con España.

"Lamento que venga un ciudadano de otro país, miembro del Parlamento Europeo, a irrespetar a Venezuela, al pueblo e instituciones venezolanas", dijo Chávez en una rueda de prensa en la sede del gobierno.

A Herrero se le negó la acreditación para actuar como veedor internacional en la consulta de hoy sobre una enmienda constitucional que permitiría la reelección ilimitada de Chávez, y hoy abandonó el país en vuelo comercial hacia San Pablo.

Al referirse al tema, Chávez insistió que a Venezuela "se respeta" y que quienes visiten el país deben "respetar la Constitución y las leyes nuestras".

"Yo tengo la fe de que este lamentable incidente producido de manera intencional por este indigno diputado no empañe para nada las excelentes relaciones que tenemos con el gobierno español y con el pueblo español al que queremos mucho", recalcó.

La expulsión del eurodiputado fue efectuada por las autoridades a pedido de Consejo Nacional Electoral (CNE), que calificó de irrespetuosas sus declaraciones.

Comentá la nota