Sigue la lucha contra los agrotóxicos en San Jorge

Los habitantes de San Jorge -vinculados con el Centro de Protección a la Naturaleza- han realizado acciones directas y solicitan una urgente intervención del Municipio y de la provincia ante la presencia de agrotóxicos en la zona.
Según advierten -en un comunicado de prensa-, "la provincia tiene una normativa específica vigente sobre los denominados 'fitosanitarios' para los cultivos agrícolas extensivos. La ley N° 11.273, cuyas reformas se están discutiendo en las comisiones de la Cámara de Diputados, establece restricciones importantes en cuanto a la comercialización de los productos, su aplicación, almacenamiento y uso de maquinarias. Santa Fe, cuya mayor parte de territorio está dedicada a la producción agrícola, es una de las mayores consumidoras de agrotóxicos".

Al respecto, agregaron que "todos los días son fumigados los santafesinos, sus familias, sus pertenencias y sus propiedades, afectándose a su salud y al medioambiente. El reciente fallo judicial de San Jorge privilegió salvaguardar la salud y tender a armonizar la producción con los intereses económicos, sociales y ambientales".

Pero, "esto no es suficiente. En el interior resulta habitual que los productores y los aplicadores de agrotóxicos violen la ley permanentemente, teniendo depósitos con venenos o guardando las máquinas dentro de las plantas urbanas, del otro lado del tapial o cruzando la calle. Esta práctica ha sido percibida por los vecinos y autoridades municipales que han dictado una normativa específica al respecto, tal como ha sucedido en Hersilia y otras localidades".

Esta situación "ha derivado en casos como el del pasado 29 de septiembre donde vecinos de San Jorge se interpusieron al paso de un mosquito (aplicador terrestre autopropulsado) que circulaba libremente por las calles de la ciudad. Cabe aclarar que ya se habían realizado denuncias ante el Municipio y la policía local por tal anomalía, sin recibir respuesta alguna. La valiente actitud de los vecinos, con peligro de su integridad física, permitió mostrar el problema ante los medios y la comunidad. Las pérdidas del agrotóxico que chorreaba desde el aparato, quedaron como una gran mancha en la vía pública, poniendo en riesgo a la población".

Desde la campaña "Paren de Fumigar!", el Centro de Protección a la Naturaleza está difundiendo los problemas derivados de los agrotóxicos en Santa Fe. Casos como el citado suceden todos los días en el territorio provincial y son denunciados por los vecinos que encuentran poco eco de las autoridades que, supuestamente, deberían resguardar la salud de las comunidades’’.

Comentá la nota