SIGUE EL JUICIO AL EX INTENDENTE La fiscalía pedirá la pena para Miguel

El fiscal Angel Quidiello enfrentará otra vez al Tribunal en el largo juicio al ex intendente Abel Miguel que se inició en agosto.
Allí, además de referirse a los delitos de incumplimiento de deberes de funcionario público y malversación culposa de caudales, pedirá una pena concreta para quien fuera jefe comunal de Junín durante 20 años.

Se trata del segundo alegato de Quidiello en este juicio que, por lo que parece, no tendrá sentencia hasta febrero. En el primero, consideró probada una importante cantidad de delitos. Ahora irá por más.

Mientras tanto, Darío De Ciervo, abogado defensor de Miguel, sostuvo en el alegato que la fiscalía y el abogado del particular damnificado basan parte de su acusación en los incumplimientos relacionados con el Tribunal de Cuentas y las multas y cargos administrativos que le imputaron al ex intendente durante sus 20 años de gestión municipal. Y aseguró que allí no hay delito.

"Son sanciones administrativas que prevé un organismo constitucional como es el Honorable Tribunal de Cuentas. En esta institución lo que se revisa y controla es documentación contable, se hace un análisis y se verifican errores, fallas o trasgresiones administrativas", explicó el defensor.

Las audiencias continuarán el 10 de diciembre con Manuel Gutiérrez, abogado del particular damnificado Carlos Benítez, y el 18 de diciembre, otra vez con De Ciervo.

Recién el 18 de diciembre terminarían los alegatos y, si los jueces se toman su tiempo para dictar sentencia, esta se daría recién en febrero del 2010, tras la feria judicial.

Comentá la nota