Sigue Hernández, se perfila Lamas

Pasado mañana se anunciará la continuidad del bahiense al frente del equipo nacional hasta el Mundial de Turquía 2010; después, si no hay grandes cambios, asumiría su asistente en los Juegos de Pekín
Cuando los basquetbolistas argentinos bajaron del podio olímpico en Pekín, felices con sus medallas de bronce en el pecho, y Sergio Hernández anunciaba que su ciclo había terminado, la primera sensación fue suponer que hasta los primeros meses de 2009 no se conocería el nombre del entrenador que conduciría a la selección en el Premundial, que se jugará en agosto del año próximo.

¿Qué apuro había? Ninguno. Los dirigentes podían ahorrarse unos cuantos sueldos, como ya había ocurrido tras la ida de Rubén Magnano, a fines de 2004. Sin competencias importantes en el horizonte, sobraba tiempo para resolver. Sin embargo, Germán Vaccaro, vicepresidente de la Confederación Argentina (CABB), evitó el brote de rumores y polémicas que siempre generan los hinchas con sus opiniones sobre quién debe ser el DT y le propuso a Hernández la continuidad.

?Necesito tiempo, no tuve descanso, quiero tener las cosas en claro para decidir?, señaló el coach a poco de retomar la conducción de Peñarol de Mar del Plata. Vaccaro volvió a la carga la semana pasada y Hernández terminó dándole el ?sí? en una charla que sostuvieron ayer al mediodía. ?Pero sólo por dos años. Hasta el Mundial de Turquía 2010?, solicitó el entrenador.

Una extensión que completará seis años al frente del equipo nacional, tras comenzar en el Premundial de 2005 en República Dominicana. Un récord para las últimas décadas del seleccionado, que le permite a Hernández superar a sus antecesores en el cargo: León Najnudel, Flor Meléndez, Alberto Finguer, Carlos Boismené, Walter Garrone, Guillermo Vecchio, Julio Lamas y el propio Magnano, el único de ellos que había terminado un ciclo olímpico. Incluso, el técnico bahiense podrá sumar en Turquía 2010 su segundo Mundial (dirigió en Japón 2006), algo que en nuestro país sólo logró Miguel Angel Ripullone (Uruguay 1967 y Puerto Rico 1974).

Pasado mañana, a las 19, en la sede de la CABB, Vaccaro se sentará junto a Hernández y hará el anuncio. El propio directivo explicó ayer: ?Tiene talento, carisma, ángel y es muy paciente. Sin embargo, hubo algunos hechos que me llevaron a proponerle la continuidad más allá de los buenos resultados deportivos. Por ejemplo, su acto de grandeza de haber pedido a Julio Lamas como asistente en los Juegos Olímpicos y lo que me dijo en las últimas conversaciones, que no quería seguir si no estábamos convencidos de su trabajo. Además, no debemos desaprovechar la experiencia internacional que obtuvo en estos años. Y otra cosa: Hernández logró mantener una muy buena relación con grandes jugadores y figuras de la NBA.?

El subtítulo en el Preolímpico de Las Vegas, que permitió acceder directamente a los Juegos de Pekín, especialmente después de las renuncias y lesiones del 80% del plantel, reposicionó en la más alta consideración al entrenador. La medalla de bronce, luego de muchas lesiones también y sin Manu Ginóbili, terminó por reforzar su candidatura para un nuevo período.

?Más que en el Mundial de Turquía, ya hay que comenzar a trabajar pensando en Londres 2012?, dijo Hernández en aquella misma charla mantenida en uno de los pasillos del Wukesong estadium de Pekín, mientras sus jugadores festejaban el bronce olímpico.

Lo mismo piensan los dirigentes. Por eso, la tarea más importante por concretar ahora será hacer congeniar lo máximo posible al bahiense con el cordobés Enrique Tolcachier, exitoso entrenador de los seleccionados de categorías menores. Es imprescindible comenzar el recambio de fondo y llevar al Premundial del año próximo a cinco o seis proyectos de 20 o 22 años y mezclarlos con Luis Scola y Andrés Nocioni. Total, en ese torneo no actuará Estados Unidos, ya clasificado para Turquía, y habrá cinco plazas disponibles. Es el momento ideal para probar talentos nuevos, pero tendrán que trabajar codo a codo los dos entrenadores nacionales.

La idea de la CABB es que a ese trabajo se sume Julio Lamas y que regrese a la posición de asistente de Hernández en el Mundial. No será fácil. Lamas piensa que esa tarea fue para un momento y una situación especial, como los Juegos Olímpicos. Pero nadie hay más firme en la mente de los directivos que Lamas para que sea el DT en Londres 2012. Magnano quedó atrás, por ahora. Hay un sector de la dirigencia que se resiste a tolerar su carácter, pese a que sería el socio ideal de Tolcachier y el hombre exacto para asumir el moldeado de nuevas figuras. Vaccaro, igual, prefiere a Lamas cuando se retire Hernández. Y no hay que olvidar que Vaccaro asumirá la presidencia de la Confederación en pocos días más en lugar de Horacio Muratore.

Comentá la nota