Sigue la guerra contra los morosos: el Municipio prepara otras 1000 intimaciones

Lo adelantó la titular de Hacienda, Viviana Aranzasti. Ya salieron 700 de las 1300 de la primera tanda. Aseguró que para los deudores de otras tasas, como Seguridad e Higiene y Derechos de Construcción seguirán corriendo las clausuras.
Mientras siguen saliendo las primeras 1300 intimaciones a los deudores de la tasa de Mantenimiento General de la Vía Pública y Servicios Generales (ex ABL) el Municipio trabaja en una segunda tanda de 1000.

Con el objeto primordial de engordar la recaudación (hasta ahora sin aumentar los valores de los impuestos), el Gobierno se ha puesto como meta sumar a parte del 50% de los pilarenses que no pagan sus obligaciones con la Comuna.

La Secretaria de Hacienda, Viviana Aranzasti, adelantó que se está elaborando la segunda parte de intimaciones, a un millar de morosos, al tiempo que ya salieron unas 700 de la primera tanda de 1300 cartas.

"Estamos trabajando en el segundo listado, que será de unas 1000 intimaciones, bajo los mismos criterios, en este caso un piso de deuda de 5000 mil pesos", señaló Aranzasti en diálogo con el programa radial SOS Noticias, aunque admitió que "luego irán bajando" esos parámetros.

"Primero vamos por los que creemos que tienen mayor capacidad contributiva", puntualizó Aranzasti, quién también adelantó que se está preparando una tercera seguidilla de intimaciones, en este caso a multipropietarios.

En el caso de la primera catarata de intimaciones, el Gobierno va detrás de una deuda de por lo menos 6,5 millones de pesos, y una cifra similar representa la segunda parte de misivas.

Aranzasti destacó que, incluso antes de que se comiencen a enviar las notas, algunos contribuyentes se acercaron a la Dirección de Rentas para regularizar su situación.

"La gente está respondiendo bien, los contribuyentes se están acercando a regularizar, aunque no tengo todavía el número preciso. Pero incluso antes de que lleguen las intimaciones, a raíz de las publicaciones periodísticas que se dieron el último fin de semana, la gente llegó antes", festejó Aranzasti, y se animó a arriesgar un número: "Quizá unos 20 ó 30 contribuyentes han comenzado a regularizar en una semana".

"Se van a seguir clausurando"

En el marco de la arremetida contra los deudores, el Gobierno ya había ido tras los pasos de las construcciones clandestinas y las deudas de Derechos de Construcción, además de apuntar los cañones contra comercios y empresas que no estaban al día con Seguridad e Higiene. En ese contexto, durante el año pasado, se sucedieron decenas de clausuras en ambos rubros. Aranzasti explicó que esos controles se siguen haciendo, y sentenció: "Si bien no siempre se le da publicidad, las inspecciones se siguen haciendo y se van a seguir clausurando comercios y construcciones cuando corresponda", cerró la funcionaria.

Comentá la nota