Sigue detenido el proyecto de trasladar bares a la escollera.

No se produjeron novedades habida cuenta que el oficialismo no ha logrado superar los reparos de la oposición respecto de la iniciativa.
Desde hace varios meses no se producen novedades significativas en torno al proyecto de trasladar a los bares y pubs de la calle Alem a la escollera Norte, lo que en su momento, había sido presentado por la gestión del intendente Gustavo Pulti como una forma de resolver los graves problemas de nocturnidad que suelen ocurrir en la zona de Playa Grande. Si bien el oficialismo no da por terminado el asunto, lo cierto es que hasta ahora no logró vencer los reparos de la oposición respecto de la iniciativa. Por esa razón el expediente decisivo para que el tema pueda dar algunos pasos hacia adelante, continúa sin resolución dentro de la comisión de Obras del Concejo Deliberante.

El proyecto en cuestión, propone que el municipio firme un convenio con el Colegio de Arquitectos de Mar del Plata para realizar un concurso de ideas que permita definir las características centrales de la obra edilicia en la que serían alojados más de 20 establecimientos comerciales.

Los concejales opositores se negaron en su momento a darle curso a esta iniciativa por considerar que todavía existen muchas dudas respecto de la viabilidad económica y técnica de trasladar los bares y pubs al muelle. Entre otras cosas, pidieron que se les explicitara claramente cuál sería la inversión requerida en infraestructura y servicios ya que, de otro modo, no aprobarían que el Municipio le dedique dinero a la confección de los planos edilicios. Cabe consignar que el concurso de ideas prevé que su ganador obtenga un premio de 100 mil pesos.

El debate político en torno a este tema quedó paralizado en ese punto, sin que se registraran nuevos progresos. Junto a eso, hubo algunas definiciones que hicieron sospechar sobre su continuidad. Concretamente de parte del secretario general de la Gobernación, José Scioli, que en el mes de marzo destacó como algo prioritario dedicar la escollera Norte a la construcción de una terminal de cruceros. Si bien la idea es que la terminal conviva con un centro de esparcimiento nocturno, esto dio pie para que el debate se enfriara, más aún, cuando llegó el tiempo de la campaña electoral. Pasadas las elecciones, dentro de la gestión municipal ahora existen intenciones de reactivar el debate. Es de esperar que en los próximos días el bloque de Acción Marplatense comience a "sondear" a los concejales de la oposición para determinar si tienen real voluntad de hacer progresar el proyecto dentro del Concejo. Lo cierto es que son varios los que tienen una opinión formada en contrario, fundada no sólo en las dudas sobre el costo económico. También tienen en cuenta las posturas planteadas por representantes de las industrias pesquera y naval, que advirtieron sobre las dificultades que se producirían dentro del puerto, en el caso de verse obligados a convivir con una actividad netamente comercial y controvertida. Aún así, el oficialismo tiene la esperanza en obtener algunas voluntades a su favor o, en su defecto, sabe que a partir de diciembre el cuerpo tendrá una conformación más afín a sus ideas.

Comentá la nota