¿Sigue el desmadre?

Tomas de viviendas, crisis habitacional y aquellos que lucran con la necesidad ajena paracen generar un llamativo mix en Nahuel Hue, donde se ofrecen casillas en lotes tomados. Desde la junta vecinal advierten que no corresponde que vendan porque "son tomas" y desde el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda afirman que es un problema de "privados, entre el propietario original y quienes compraron de buena fe". Fotos de Alejandra Bartoliche.
A través de un correo electrónico se recibió la denuncia que alertó sobre la venta de casillas en el barrio Nahuel Hue a 9.500 pesos, con agua y luz "tomada". Mediante un llamado telefónico el equipo de Radio Seis comprobó que el terreno en cuestión también era "tomado".

Virginia Gualmes, de la Junta Vecinal del Nahuel Hue, expresó que "últimamente ha venido gente a preguntar, que han comprado lotes que fueron tomados por otras personas y ya no quieren vivir en el barrio y los venden".

Afirmó estar "cansada de ir al instituto de la Tierra y la Vivienda" y agregó que "tendrían que poner una persona para tratar este tipo de casos". "Por ahí vienen y me dicen, yo compré un lote en tal manzana y me costó tanto. Pero ahí no tenía que comprar porque son tomas. El que vende acá vende toma, porque nadie es propietario legal", aclaró.

Por su parte, consultado por Radio Seis, el director del Instituto Municipal de Tierra y Vivienda (Imtvhs), Oscar Zamora, especuló que ese tipo de situaciones "se deben estar generando" en lotes privados, no del dominio municipal.

En este sentido, afirmó que los lotes fiscales usurpados están siendo regularizados pero que los lotes ofrecidos por internet son privados y el problema es de los propietarios legítimos con las personas que de buena fe compraron una vivienda o un lote allí.

"Esto es que a partir de alguna ocupación que hubo en algún momento, fundamentalmente en Nahuel Hue donde la mayoría de los lotes son privados, se produjo la ocupación y de alguna manera hay gente que evidentemente no tiene una necesidad de una demanda habitacional fuerte y puede estar especulando y haciendo este tipo de negocios con quienes sí tienen esta urgencia", evaluó Zamora.

"Lamentablemente siguen existiendo estas personas, por eso hay que ir con mucho cuidado respecto a las nuevas ocupaciones que se puedan producir porque está todo un poco mezclado", concluyó.

Comentá la nota