Sigue la danza de nombres El peronismo disidente suma más nombres a la pelea electoral

El ex funcionario zuccarista Guillermo Lopérfido y Daniel Liberé, buscan constituirse como referentes del felipismo y el denarvaísmo respectivamente. Quieren pelearle espacios a los que ya se anotaron en la carrera, como Trindade, Herrera, Bivort, Van der Kooy, La semana que viene habría definiciones.
Como si los hombres que actualmente están arriba del ring en búsqueda de espacios dentro del peronismo disidente, que reúne a macristas, denarvaístas, y felipistas, fueran pocos, mientras pasan los días son más los que se anoten en la contienda.

En las últimas horas aparecieron el ex funcionario zuccarista Guillermo Lopérfido, y Daniel Liberé, un hombre con participación en algunas entidades intermedias poco tradicionales, y de una larga militancia dentro del PJ, que lo llevó a coquetear con espacios como el bivortismo, el Pro, el Paufe y ahora el denarvaísmo.

Lopérfido, odontólogo, nació en términos políticos dentro del Frepaso, aunque más tarde fue titular de la Secretaría de Gobierno de Pilar en los inicios de la gestión del intendente Humberto Zúccaro.

Ambos, apuntan a quedarse con un espacio dentro del denarvaísmo, aunque el nombre de Lopérfido también suena para meterse en la por ahora endeble estructura felipista, que no definió a sus referentes, espacio por el que pelean el folclorista Gustavo Trindade, el gremialista Jorge Herrera, el ex funcionario alberinista Ernesto Van der Kooy, y el ex intendente Sergio Bivort.

El dato curioso respecto a Lopérfido, es que hace poco más de un mes se lo vio como uno de los militantes más que acompañó a la comitiva zuccarista que apoyó a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando inauguró el período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Allí se lo vio a Lopérfido junto a Zúccaro y al senador José Molina, a quien, además, ofrece sus servicios como odontólogo.

Un "ex damborianista"

Liberé, por su parte, también busca pisar en la arena denarvaísta, y hasta se animó a hacer pública sus aspiraciones, luego de poner a disposición del partido de de Narváez un listado con unos 130 fiscales, personas que el PJ disidente busca y necesita como agua en el desierto.

Liberé señaló que su labor será "buscar a los mejores hombres para ocupar las listas" del espacio de de Narváez, que luego deberán combinarse con felipistas y macristas, y rechazó que sea el actual concejal de Unión Pro Diego Ranieli quien tenga ese aval.

"Ranieli no renueva (le quedan dos años más de mandato) y es por eso que tiene que trabajar en conjunto conmigo y llamarme para que busquemos a las mejores personas, que representen al pueblo de Pilar", planteó Liberé.

Liberé, que tiene sello propio con el partido Vecinos Pilarenses, indicó que "no tiene que pelear lugares con Ranieli "porque ya hay un lugar asegurado y ganado desde hace mucho tiempo", y aseguró tener línea directa con alguno de los armadores del denarvaísmo, espacio al que llevó al abogado Roberto Damboriana, ahora recostado sobre el Paufe.

"Yo no tengo que pedirle nada a Ranieli, en todo caso el me tiene que llamar a mí. Yo tengo mi espacio ganado, incluso al que llevé a Damboriana y quizá por eso no tomé el protagonismo que debería haber tenido. Sería un error si yo o Diego (Ranieli) armáramos cada uno por su lado", sostuvo.

Damboriana ahora sería candidato a Senador provincial por el partido de Luis Patti, y Liberé, dice, "tomó la posta de ese espacio".

"Damboriana tiene a sus amigos y conocidos y yo a los míos, pero ha decidido ir por otro camino con representación provincial. La idea es armar a nivel local una lista con los mejores nombres para Pilar, para lograr un Concejo que en verdad represente a los pilarenses", enfatizó.

Para tal fin, aseguró haber tenido contacto con varios armadores felipistas, como Trindade y Herrera, aunque cuando se le preguntó si había hablado con Ranieli fue tajante: "El que me tiene que llamar es él a mí"

Comentá la nota