Sigue el conflicto de porteros

Algunas escuelas de Neuquén no tendrían clases este lunes, ya que los auxiliares de servicio están con medidas de fuerza.

Los trabajadores están enrolados en el gremio ATE y serán recibidos el próximo martes por el ministro de Gobierno, Jorge Tobares.

Luego de concretado el acuerdo con el gremio docente podría haber inconvenientes con el normal restablecimiento de las clases por el conflicto que mantienen los auxiliares de servicio y personal administrativo del Consejo Provincial de Educación (CPE) nucleados en ATE.

La delegada del sindicato, Andrea Severini, confirmó ayer que si bien tienen expectativas para la mesa salarial que tendrán el martes con el ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, "hasta no llegar a un acuerdo no levantarán las medidas de fuerza".

El sector está desde hace más de un mes en estado de asamblea permanente, paros sorpresivos y quite de colaboración luego de que quedó sin concretar un acta que habían firmado con la subsecretaria de Educación, Patricia Ruiz, en la que se aseguraba –entre otras cosas- el pago de ropa de trabajo.

En general el paro de los porteros deja sin clases a las escuelas en su segunda o tercera jornada, pero esta vez estuvo obnubilado por la huelga docente por lo que, según aseguró Severini, "el lunes habrá escuelas sin clases por falta de limpieza".

Con respecto al aumento otorgado a los docentes de ATEN, Jorge Marillán, delegado de ATE por los auxiliares de servicio, explicó que ellos están afuera.

"Aparentemente se habla de una recomposición salarial de los auxiliares pero no entendemos la lógica del gobierno que acerca al gremio docente una propuesta sobre aumentos para nosotros", consideró Marillán.

En ese sentido, el gremialista agregó: "Mal nosotros podemos decir cuánto tiene que ganar un docente, un médico, u otro trabajador. Por eso nos preocupa esta actitud del Gobierno, pero iremos el martes a discutir el aumento que venimos reclamando hace seis meses".

Marillán afirmó que "150 pesos no soluciona la pérdida del salario" y remarcó la diferencia que se estableció para con los docentes a quien se les otorgó 50 pesos extra en concepto de material didáctico.

"Nosotros queremos discutir con el ministro cómo se debería concretar el aumento para nuestro sector. Del acuerdo con los docentes quedaron afuera los trabajadores de la unidad ejecutora pero sí están incluidos los más de 400 funcionarios que tiene el Ministerio de Educación o la Subsecretaría quienes tienen salarios que oscilan entre 4.500 y 6.000 mil pesos", afirmó el delegado de los porteros.

Para el lunes hay también un encuentro fijado con el subsecretario de Gobierno, Luis González, quien visitará las instalaciones del CPE. Durante esa jornada los trabajadores planifican resolver los descuentos de días –que en muchos casos entienden fueron mal realizados-y el pago de la ropa de trabajo.

Comentá la nota