Sigue el conflicto pero garantizan prestar el servicio

Los dirigentes afirmaron que la oferta de la empresa Energía San Juan no alcanza al 10 por ciento de lo que les deben. De esa forma siguen los problemas en la empresa distribuidora
En Energía San Juan el sector de profesionales universitarios nucleados en la asociación APUAYE con actuación en todo el país, viene reclamando una deuda salarial que la empresa ha reconocido y que ha ofrecido cancelar con dos pagos extraordinarios en negro.

La propuesta fue rechazada "in límine" por el sindicato que argumenta que "con esos montos ofrecidos no se alcanza a cubrir ni siquiera el 10 por ciento de la deuda", al tiempo que "esperamos poder cobrar lo que Energía San Juan le debe a los empleados para empezar a discutir el nuevo salario de 2009".

Por esa deuda que data de noviembre del año pasado, los empleados universitarios mantienen una situación de quite de colaboración y realizan paros sorpresivos, aunque aseguran que "nunca vamos a afectar el servicio porque para nosotros preservar la atención a los usuarios es lo primero".

En ese sentido, el ingeniero José Rossa, el vicepresidente del gremio APUAYE, explicó que "en el Ministerio de Trabajo tenemos creado el Comité de Emergencia que tiene a dos personas especialistas abocadas al conflicto de San Juan y que vigilan que el personal haga lo que debe hacer para que no se vea afectado el servicio".

El dirigente contó además que "todas las actividades de los profesionales universitarios están regladas y al haber quite de colaboración, si una gerencia pide algún trabajo, el Comité de Emergencia se expide si esa labor encomendada es vital o no para el sostenimiento del servicio y si no es así, como un trámite administrativo menor, por ejemplo, el personal no lo hace".

En el caso de la empresa de capitales chilenos CGE que es la propietaria de Energía San Juan, así como las distribuidoras de electricidad de Jujuy y Tucumán, Rossa dijo que "es la única en el país que está planteando este conflicto derivado exclusivamente de su falta de cumplimiento a los acuerdos firmados en octubre del año pasado y homologados en el Ministerio de Trabajo".

El dirigente dijo que "tenemos acuerdos salariales por el año 2009 en todas las empresas similares del país, incluso muchas de ellas que no han tenido actualización en sus tarifas como ocurre con Energía San Juan y sin embargo, todas han firmado los nuevos sueldos y los están cumpliendo".

Energía San Juan debió pagar desde noviembre de 2008 una actualización salarial del 16,84 por ciento a sus empleados a partir de que recibió la actualización tarifaria de parte del EPRE, pero no lo hizo "y generó este conflicto que nadie quiere, posiblemente porque privilegian enviar fondos al exterior en vez de cumplir con las leyes argentinas".

Hasta el fin de semana, la última novedad era la propuesta de pagar una suma fija no remunerativa en mayo por única vez, más una gratificación extraordinaria no especificada en el mes de junio, para iniciar el diálogo sobre los nuevos sueldos para el segundo semestre de 2009, "olvidando que el año ya empezó hace cinco meses y sobre esos meses también tienen que otorgar un aumento", según el dirigente.

La propuesta de la empresa fue rechazada por la APUAYE y para los próximos días se espera que la situación interna en Energía San Juan se tense aún más, porque en el gremio advirtieron que denunciarán a la empresa ante el Ministerio de Trabajo, lo que pude equivaler a alguna sanción del Estado, "teniendo en cuenta que hay ya tres intimaciones del Ministerio para que la empresa recapacite", dijeron.

Comentá la nota