Sigue el conflicto entre el municipio y los vendedores

Ayer no aceptaron una iniciativa para ofrecer productos en diversas plazas.
Luego del enfrentamiento del sábado entre vendedores ambulantes y policías en plena peatonal, ayer funcionarios de la Municipalidad de Córdoba se reunieron con vendedores para proponerles que comercialicen sus productos en espacios verdes cercanos al Centro. Pero la iniciativa fue rechazada.

En efecto, el subsecretario de Gobierno, Sebastián García, y el director general de Fiscalización y Control, Daniel Maldonado, les propusieron a los vendedores asentarse hasta fin de mes y trabajar con horarios abiertos en las plazas Italia, De la Intendencia y Rucci (a metros de la Terminal de Ómnibus), y en el parque Las Heras.

Pero los vendedores no aceptaron la propuesta municipal y se fueron de la reunión con la convicción de que seguirán ocupando espacios en la zona peatonal en horarios en que no funciona el comercio autorizado, porque necesitan “vender para sobrevivir”.

Maldonado dijo a La Voz del Interior que, si los vendedores siguen en la peatonal, volverán a ser retirados por la fuerza policial. “La ordenanza 6.658 prohíbe la venta ambulante en el Centro y la estamos haciendo cumplir”, recordó.

No obstante, ayer a la tarde algunos se animaron a ofrecer anteojos de sol, discos, bijouterie, relojes, juguetes y prendas, sin desplegar telas en el suelo.

Maldonado aseguró que son “unos 20” los vendedores que mantienen vivo el conflicto. “Quieren que los dejemos trabajar en la peatonal hasta el miércoles para aprovechar las fiestas navideñas, pero no es posible”, señaló Maldonado.

Clausuras a restaurantes. En otro orden, ayer fue clausurada por 20 días una conocida parrilla ubicada en avenida Riccheri, barrio Jardín. La determinación la tomó el juez de Faltas Rogelio Ramírez.

El director del CPC Villa El Libertador, Fabricio Bornancini, explicó que la clausura se impuso “porque hace 25 días inspectores labraron actas por la existencia de 21 mesas en la vereda, cuando la parrilla sólo tiene autorizadas 10 mesas con sus correspondientes sillas”. Otra falta detectada fue un toldo abierto sobre la vereda sin habilitación. Bornancini dijo que días después se verificaron iguales faltas. La multa rondará en tres mil pesos.

La directora de Habilitación de Negocios, María Fernanda Sánchez, informó que el fin de semana también se clausuraron dos restaurantes (en el Cerro de las Rosas y en calle Saráchaga, barrio Alta Córdoba) por no persistir sus condiciones de habilitación. “Estaban ampliando la superficie”, dijo.

Comentá la nota