Sigue la campaña agresiva del PJ: hay cinco detenidos

(Macachín) - Cinco militantes del Partido Justicialista fueron sorprendidos destrozando pasacalles del Frepam que estaban ubicados en las banquinas de la ruta provincial 1, cerca de esta localidad. Lo hacían sin pudor casi al mediodía lo que permitió que automovilistas que pasaron por el lugar los denunciaran.
Toda la cartelería proselitista de este partido apareció ayer totalmente dañada, al menos, en el tramo entre Miguel Riglos y Macachín. Coincidentemente carteles que promocionan la senaduría del ex gobernador Carlos Verna, ubicados a escasos metros de los dañados del Frepam, permanecían intactos.

Varios automovilistas que acertaron a pasar por el lugar, aproximadamente a las 11, avisaron telefónicamente de la novedad al presidente del Comité Macachín de la UCR, Carlos Suárez, y al ex intendente y ex diputado, José Luis Orozco.

Este último comenzó entonces a recorrer la ruta en dirección a Riglos y a unos 2.500 metros alcanzó a ver claramente cómo desde una camioneta que maniobraba en una bocacalle se bajó un hombre y con un objeto cortante arrancó el pasacalle que estaba adosado a un alambrado.

Orozco denunció el episodio en la comisaría local vía celular y desde allí partió un móvil que logró ubicar a los militantes en la rotonda de acceso a Macachín. Procedieron a citarlos a la dependencia a fin de iniciar una investigación.

Llamá al "Gogo".

Cuando estaban en el proceso de identificación y permanecían en la sala de espera de la comisaría uno de ellos salió a hablar por celular y tanto Orozco como el corresponsal escucharon los gritos de otro que le pedía: "llamá al Gogo, llamá al Gogo". Vale mencionar que tal sobrenombre corresponde al Ministro de Justicia, César Rodríguez.

Minutos más tarde, cuando advirtieron que un fotógrafo de LA ARENA comenzó a registrar imágenes del vehículo estacionado frente al edificio policial, cuatro de los cinco militantes, alguno de ellos con chaquetas de la Uocra, salieron a la vereda profiriendo insultos y amenazas al trabajador de prensa. Incluso, uno de ellos se acercó al cronista incluyendo a los dichos gestos intimidantes.

Camioneta.

Los sospechosos viajaban en una costosa Ford Limited 4x4 -patente GUS 962- negra con vivos plateados. En la caja se observaban carteles de Verna-Robledo y los habituales elementos de pegatina.

En la sede policial de Macachín admitieron la situación y explicaron que iniciaron una actuación a partir de una denuncia telefónica. "A raíz de un llamado telefónico hemos abierto una investigación. Contamos con la identificación de los cinco acusados, de la camioneta en la que se conducían y también secuestramos los carteles dañados e hicimos tomas fotográficas de huellas que había en el lugar", precisó una fuente.

Los cinco militantes del PJ, tras ser identificados y cumplir con los requisitos legales exigidos, recuperaron su libertad dos horas más tarde.

¿Uocra?

Aunque la policía se excusó de brindar mayores datos aduciendo que "se está en proceso de investigación", este diario accedió a información que señalaría que los cinco identificados tendrían domicilio en Santa Rosa. También que tendrían fuerte vinculación con la Uocra, el gremio que lidera el actual diputado provincial y candidato a diputado nacional, Roberto Robledo. En tanto, otra consulta a un especialista en seguridad privada, a partir de la patente, arrojó como resultado que la camioneta estaría registrada a nombre de la Uocra a nivel nacional.

Sobre el mediodía llegó a Macachín el senador Juan Carlos Marino quien junto con el presidente del comité local estuvieron en la comisaría donde se entrevistaron con el comisario Hugo Iglesias. A él le adelantaron que hoy harán una presentación judicial ante la Fiscalía.

Amenazas a periodista

Dirigentes de la UCR alertaron a esta corresponsalía sobre lo que estaba sucediendo: que militantes peronistas habían destrozado toda la cartelería desde Miguel Riglos hasta Macachín, pero que habían sido detenidos por la policía. Cuando el corresponsal llegó a la comisaría ya estaba allí una camioneta estacionada frente a la sede policial. En su caja se encontraban los elementos propios de una pegatina, carteles de Verna-Robledo, bidones de pegamento, entre otros. También estaba en la vereda el ex intendente y ex diputado provincial, José Luis Orozco. El fotógrafo de este diario comenzó a tomar imágenes del vehículo y, casi de inmediato, se asomó uno de los implicados que llamó a sus cómplices. Salieron al menos cuatro y comenzaron a proferir insultos y amenazas hacia el cronista. Uno de ellos fue más lejos. Se acercó en la misma actitud verbal y gestual apuntando con el dedo en inequívoca actitud amenazante. Esa conducta cesó cuando personal policial salió a la vereda y los conminó a regresar al interior. Hoy, en tanto, el periodista presentará ante la Fiscalía una denuncia por amenazas.

Comentá la nota