Río II sigue el camino de Córdoba: destinará el 62% de su presupuesto al pago de salarios

Es muy gravosa la herencia del ex intendente Hipólito Faustinelli. Por mes se gastan 950 mil pesos en los sueldos de 260 agentes. Es uno de los 5 municipios más endeudados de la provincia.
El presupuesto para el ejercicio 2009 de la Municipalidad de Río Segundo contempla como dato saliente que, el 62% de los ingresos que se recauden por coparticipación provincial o por el cobro de tasas propias, se destinará al pago de salarios de los más de 260 empleados de planta permanente y contratados.

Según lo informado por el secretario de Hacienda, José Luque, se ha previsto un cálculo general del orden de los 28 millones de pesos, cifra que representa un incremento del 22% en relación al presupuesto vigente para el actual ejercicio.

“El rubro que más impacto tendrá en nuestras erogaciones será el correspondiente al pago de sueldos y aportes jubilatorios de nuestro personal. Estamos hablando de más de 17 millones de pesos que se destinarán a este fin. Es una cifra muy alta, pero refleja la realidad de nuestro municipio”, aseguró el colaborador de la intendente María Lourdes Besso.

Este porcentaje del 62% constituye todo un récord- negativo obviamente- para los municipios más importantes de la provincia, que supera incluso la cifra del 56% que contempla gastar el intendente de Córdoba Capital, Daniel Giacomino, para colmar las apetencias insaciables del SUOEM.

Es más, si se producen en el transcurso de 2009 nuevos aumentos salariales es más que factible que la cantidad final a gastar por este concepto termine siendo aún mayor.

“Pese a los esfuerzos que se han hecho, no ha sido posible reducir este problema estructural que tiene la Municipalidad de Río Segundo, que por mes gasta 950 mil pesos de sueldos y aportes de sus empleados. El único dato positivo es que todo el dinero que cobran los empleados tiene carácter remunerativo. Es decir que los agentes no perciben un solo peso en negro, tal como ocurre en otras administraciones”, precisó Luque.

Si se tiene en cuenta que este municipio es uno de los más endeudados de la provincia en relación a su cantidad de habitantes, la asfixiante situación financiera que atraviesa, heredada de la gestión anterior de Hipólito Faustinelli, encuentra gran parte de su explicación en la enorme masa salarial.

“Del 38% restante del presupuesto 2009, el 15% irá a Inversiones de Capital y obras y el resto se dividirá en Salud, Acción Social y Gastos Generales”, continuó el titular de Hacienda.

Para compensar los mayores costos que tienen los diferentes insumos y los aumentos salariales otorgados en los últimos tiempos, la ordenanza Tarifaria que también fue enviada al Concejo Deliberante, contempla subas del 20 al 30% en la Tasa de Servicios a la Propiedad.

“Vamos a actualizar los valores del impuesto inmobiliario urbano y se van a modificar las zonas, creándose dos nuevos sectores que cuentan con más servicios e infraestructura. Para quienes viven en estos lugares, el aumento será del orden del 40 al 50%, superior al del resto de los contribuyentes de Río Segundo”, concluyó Luque.

A tono con la necesidad de recaudar más, para equilibrar las finanzas municipales en constante déficit, se ha previsto además subir 30% el servicio de agua potable que brinda un Ente autónomo.

El titular de Hacienda confía en concluir el actual ejercicio pudiendo ejecutar el 85% de las partidas presupuestadas el año anterior. Además, está convencido que con los nuevos títulos de cancelación de deudas, el municipio podrá reducir el monto que reclaman los acreedores y en forma paralela, recuperar parte de la voluminosa deuda que por varias tasas mantienen desde hace tiempo los vecinos con el estado local.

Comentá la nota