Sigue el baile socialista

El exceso en los gastos de viajes y viáticos por parte del gobierno provincial es uno de los cuestionamientos mas fuertes del justicialismo, quien aseguró haber advertido la situación que viviría la provincia si no se moderaban estos gastos supérfluos. En medio del debate, el proyecto de reforma tributaria que, si bien busca generar mas impuestos para Santa Fe, impactará en el bolsillo de quien siempre sufre los ajustes y recortes: el consumidor.
La crisis económica y financiera de la provincia es mas que sabida y, de hecho no es negada por el propio gobierno provincial, quien apela a una reforma tributaria para el año próximo, con el objetivo de lograr generar mas ingresos para Santa Fe, quien cerrará el 2009 con un déficit millonario.

La situación fue advertida y denunciada en reiteradas oportunidades por el justicialismo, quien señaló un exceso de gastos supérfluos, constantes viajes y viáticos mas que suculentos para los funcionarios del gobierno provincial.

El pasado mes de septiembre, el gobernador Hermes Binner y un asesor político viajaron un solo día a Foz do Iguazú en la República Federativa de Brasil. Según el decreto 2112/06, el costo de viáticos por día es, para el gobernador 181.66 dólares y para el asesor, 163.50 dólares. Estos montos tienen en cuenta el lugar de destino del viaje y la jerarquía de los funcionarios.

Si se toma el precio actual del dólar ($3.82), los montos asignados deberían haber sido de $639,94 para el gobernador y $624,57 para el asesor. Es decir que deberían haber obtenido, entre los dos $1.264,51. Pero, la cifra asignada para ambos fue de $4.300, mas $2000 para gastos protocolares.

Actualmente, el gobernador Binner, el ministro de Salud, Miguel Ángel Capiello, el ministro de la Producción, Juan José Bertero y una comitiva provincial integrada por asesores, colaboradores y hasta periodistas, se encuentra realizando una gira por el sudeste asiático, en busca de abrir nuevos caminos comerciales.

La diputada Silvina Frana reconoció la validez del viaje que se encuentra realizando el gobernador, pero criticó el exceso de gastos en el viaje, entre viáticos y pago a la gran cantidad de asesores que viajaron en la comitiva oficial.

La legisladora del PJ sostuvo que el socialismo tiene un estilo de gobierno donde "mientras que los funcionarios lo pasan muy bien, la gente no tanto".

En tanto, el proyecto de reforma tributaria está listo para ingresar a la Legislatura para que sea debatido por ambas cámaras. Este proyecto contempla un aumento del impuesto inmobiliario urbano y rural, patente e ingresos brutos. Este último fue duramente cuestionado por distintos sectores productivos, como la industria y el comercio, quienes coincidieron en asegurar que el aumento de este tributo se trasladará al producto final, cuyo costó será pagado por el consumidor.

Restan entonces saber si el oficialismo logrará aprobarlo, en medio de cuestionamientos y reclamos por la actual crisis económica y financiera de la provincia. Mientras tanto, los gastos parecen no bajar y la fiesta parece seguir.

Comentá la nota