Sigue el acampe de pescadores frente al ministerio de la Producción

Los integrantes de la Asociación Pescadores Unidos siguen instalados en la vereda de la sede ministerial para reclamar soluciones a la exportación de piezas y a la exclusión de los padrones de algunos trabajadores del río. Ayer se difundió la lista de más de 3.000 beneficiarios habilitados para cobrar el subsidio en el marco de la veda.
Esta mañana los trabajadores del río nucleados en la Asociación de Pescadores que ayer se instalaron frente al ministerio de la Producción con redes, cañas, banderas y pancartas, reeditaron la protesta en el mismo lugar, a la espera de que los reciba alguna autoridad provincial.

Si bien la protesta -al igual que en la víspera- es completamente pacífica, no asombra que haya modificado radicalmente la cotidianeidad de la zona. Según se informó, el ingreso a la dependencia por el boulevard debió ser cancelado frente a la muchedumbre que amenazaba con entrar por la puerta principal. Además, un amplio operativo de seguridad se colocó en las calles aledañas para verificar que no se registren inconvenientes.

En el lugar, los trabajadores del río estaban representados por Gustavo Oroño, titular de la entidad en cuestión, quien reclamó por las 12.000 toneladas de pescado que salieron recientemente de Santa Fe pese a que se fijó como tope que sólo fueran 4.200, según dijo, y la lista de beneficiarios habilitados para recibir el subsidio de $850 que se entrega en el marco de la veda a la extracción.

Además confirmó que se trasladarán hasta la sureña ciudad de Rosario donde fueron convocados por autoridades provinciales para mantener encuentros que destraben la situación.

Oscar Sambucetti, autocalificado como "un pescador independiente del arroyo Leyes", explicó la situación que se detecta en su zona donde, según dijo, hay casi una docena de trabajadores del río que residen en la zona de islas y no fueron censados por los empleados el Gobierno que concretaron la recorrida antes de confeccionar el padrón.

En ese sentido aclaró que pese a que "el Gobierno supone que trabajó bien en la zona de la costa porque hizo lo que corresponde empadronando a todos los que tenían sus elementos de trabajo y desarrollaban la actividad", las autoridades encargadas de la labor saben "que puede haber errores porque nada es perfecto y por ello se reunieron con los presidentes Comunales" que están autorizados a entregar una lista con los pescadores que aún no están contemplados.

El problema es que la mayoría de los mandatarios, según lo denunció Sambucetti, hacen oídos sordos al pedido de los que quedaron fuera y, en vez de solucionar de una vez los problemas, los envían a dialogar con los representantes, como es su caso.

Además denunció la existencia de un acuerdo para mantener la paz social, celebrado entre cuatro referentes de pseudo sindicatos de pescadores y las autoridades del Gobierno provincial. Según dijo, a cambio de unas 235.000 toneladas de piezas que se le entregaron a cada uno de estos representantes gremiales para que las vendan al frigorífico que mejor le pague, se consiguió el cese definitivo de los cortes de ruta. La seria denuncia indica, además, que todo eso está contemplado en un escrito que las partes rubricaron.

Oroño ratificó esta información y aseguró que tenía conocimiento sobre la misma. Incluso mencionó a personas de apellido Gómez y Aquino entre los beneficiarios, además de Billarreal.

A diferencia de los gremios, Sambucetti mencionó que las personas que él representa no piden más que estar incluidas en la lista de beneficiarios. En total se trata de entre 300 y 400 personas en toda la provincia que quedaron afuera, según estimó

Comentá la nota