Siete productores en emergencia, tres en desastre

Esas cifras arrojó la evaluación final ante los pedidos de ayuda por la profunda sequía que afectó a la provincia. El secretario de Desarrollo Productivo local enumeró acciones para el sector.
Ayer se reunió la comisión local con participación estatal que siguió de cerca la situación del campo en relación con las inclemencias climáticas y se actualizaron los datos de la emergencia por la sequía. El seguimiento y la evaluación del impacto –esto último realizado por técnicos de la Universidad Nacional de Luján- arrojó la presentación formal de diez productores.

Sobre ese total, siete se encuadraron en la condición de emergencia y tres en situación de desastre, razón por la actual recibirán ayudas o beneficios impositivos.

Consultado por este medio, el secretario de Desarrollo Productivo local, Miguel Paulón, se refirió a la cifra, que a simple vista resultar menor o escasa si se recuerda el fuerte reclamo que desde el campo se hacía meses atrás.

"Hay que tener en cuenta que hay herramientas disponibles, pero los productores pueden optar o no por solicitarlas. Esos son los que se presentaron. Probablemente, mucha gente que ha padecido los efectos de la sequía no se acercó. Los que sí lo hicieron, verdaderamente tenían sus afectaciones concretas", detalló el funcionario, quien agregó que "el trabajo conjunto entre la Municipalidad, la UNLu y el INTA le dio mucha solvencia a la calificación de cada situación".

Paulón también se refirió a la conflictiva relación de los gobiernos con impronta "K" y el campo, pero lo hizo para marcar ciertas diferencias: "Nosotros nunca cortamos el diálogo con el sector rural. Ni con ARPAE –cuyo presidente Guillermo Andelique ayer se reunió con autoridades locales- ni con ARLUSAN, ni con los grupos CREA o las cooperativas de horticultores. Para nosotros es una articulación necesaria porque facilita la labor y multiplica los efectos beneficiosos. El objetivo es que en el desarrollo el municipio no sea el protagonista, sino los propios actores".

Desde el área de Desarrollo Agropecuario se aprovechó, con el diálogo con este medio, para reflejar una serie de iniciativas en marcha. "El trabajo con el sector rural se inició con los más vulnerables: los pequeños productores. Y en particular los hortícolas. A través de un convenio que tenemos con INTA y la Secretaría de Agricultura de Nación se armó un programa de asistencia técnica que logró agruparlos. Hay tres grupos funcionando y se nuclea a un total de 32 productores".

Según Paulón, "estaban en condiciones muy precarias y lo primero que se hizo fue abastecerlos con insumos críticos. Esos insumos son plásticos para coberturas de suelo o para construcción de invernáculos, mangueras para riego y semillas".

"También se aportó algo de equipamiento –agregó- como motopulverizadoras y un tractor de 75 HP con un grupo de herramientas que permite las labores de varios productores de manera rotativa".

El funcionario adelantó que la etapa próxima "es la mejora de lo disponible para acondicionamiento y empaque para la comercialización de sus productos hortícolas. Y si bien tienen un mercado y presencia en la ciudad estamos próximos a presentarlos como proveedores de la boca local de Waltmart".

"El 21 de agosto participarán de la ronda local de negocios con potenciales proveedores que podrían extender su venta a toda la región. Sabemos que esto sirve como carta presentación para otras alternativas de comercialización", dijo Paulón.

También dentro de la "baja escala" de producción, desde el gobierno se informó que trabajan con productores ganaderos. "Existen dos programas: uno es ‘Más Terneros’, para fortalecer la cría bovina y son ocho los productores que accedieron al programa. Recibieron asistencia financiera para la instalación de pasturas y mejoras en el campo. Y otro de asistencia para productores con un máximo de 50 vientres. Tenemos identificados 40 ganaderos dentro de esa escala. De ellos ya se presentaron 15, pero estamos intentando captar a más".

Con productores más grandes, "tenemos en marcha una iniciativa para el sector lácteo. El intento es formar un grupo de cambio rural. Eso podría dar origen para la industrialización o comercialización en conjunto. Pero debo decir que estamos en etapa de promoción", indicó el secretario de Desarrollo Productivo.

Con las plantas lácteas que ya están procesando en Luján se pretende formar un distrito productivo, copiando lo realizado con el sector textil. "Son seis plantas las que identificamos y queremos articularlas con un futuro Polo Tecnoalimentario", dijo Paulón.

Comentá la nota