Siete muertos por combate con las FARC

Al menos cinco guerrilleros de las FARC y dos militares murieron el miércoles en enfrentamientos registrados en Colombia, donde además fueron dinamitadas dos torres de conducción eléctrica
Ayer, cinco presuntos rebeldes murieron en un bombardeo ejecutado por la Fuerza Aérea y el Ejército a un campamento del frente 51 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una zona rural del municipio de Villarica, en el departamento del Tolima (centro-este).

"Este frente tenía como tarea principal planear acciones delincuenciales contra los ciudadanos y la Fuerza Pública de los departamentos de Tolima y Cundinamarca, así como el diseño y fabricación de explosivos", manifestó el Comando General de las Fuerzas Militares en un comunicado.

Durante el operativo, también fueron decomisados nueve fusiles, 39 proveedores, 13 granadas, 22 detonadores eléctricos, 11 radios, equipos de campaña, material de intendencia y documentos de interés para la inteligencia militar.

En hechos alternos, dos militares murieron en un enfrentamiento con las FARC en el municipio de San Rafael Dichó, en el departamento de Chocó, una región fronteriza con Panamá. Las FARC igualmente fueron responsabilizadas por las autoridades de haber detonado dos torres de conducción eléctrica en Arauca, que mantiene sin energía a varias localidades del departamento, así como al complejo petrolero de Caño Limón.

La policía aseguró recientemente que las FARC están "conmemorando" un nuevo aniversario de su creación con atentados, que el pasado fin de semana dejaron unas 17 personas muertas, entre militares, policías y rebeldes.

Comentá la nota