Siete millones de pesos para ordenar las finanzas de la Unam

Será el Concejo Superior el que decidirá sobre el destino que tendrá el dinero que envió la Jefatura de Gabinete nacional y la Secretaría de Políticas Universitarias
La Universidad Nacional de Misiones (Unam) recibió, durante los últimos días del año 2008, un monto de 7 millones de pesos que le permitirían ordenar las finanzas y encarar el 2009 con mayor tranquilidad financiera.

El dinero fue girado en dos partes, por la Jefatura de Gabinete del Estado Nacional, en concepto de “transferencias a Universidades Nacionales para financiar gastos corrientes”, por esto ingresaron a las arcas de la casa de altos estudios 2 millones de pesos.

La Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), transfirió como refuerzo presupuestario de 2008 otros 5 millones de pesos, que tienen como “destino específico atender los gastos que genera el normal funcionamiento de la casa de altos estudios”, según reza el artículo 1 de la resolución Nº 1072 de la SPU.

“Hemos recibido siete millones de pesos que nos permitirá afrontar con más tranquilidad el 2009 y pensarlo como un año de crecimiento”, sostuvo Aldo Luis Caballero, rector de la Unam, quien aclaró que “si bien no cubre todas las deudas, esto deja un panorama positivo y nos permite avanzar para que en el transcurso del año se salden las deudas que quedan”.

La decisión que tomó el rector a principios del año pasado provocó más de un dolor de cabeza entre los directivos de la casa de altos estudios. Renuncias, denuncias, investigaciones y otros inconvenientes se suscitaron a lo largo de todo el 2008. Esto sirvió de ejemplo y, por eso, esta vez, la decisión de sus autoridades es que sea el Concejo Superior el que decida el destino del dinero. Esto sucedería en la primera reunión del 2009 del órgano máximo de la Unam que será el próximo 25 de febrero.

Según el rector, “con este dinero podemos resolver un problema que lleva 18 años sin respuestas y luego restará poder mantener el equilibrio. Por lo que siendo cuidadosos podremos cerrar el 2009 sin la necesidad de refuerzos”, explicó en diálogo con El Territorio.

Para el rector, haber recibido este dinero permite terminar con los rumores acerca de una mala relación con la SPU y con el Gobierno nacional por el “autopago” a las autoridades realizado en enero de 2008. “Así queda claro que no hay una mala relación con los organismos nacionales y que podemos recibir ayuda de ellos, ya que estos fondos son producto de gestiones de la Universidad, con la ayuda del senador Luis Viana, que es egresado de la Unam y que colaboró en la gestión”, indicó Caballero.

Autopago, Sygen y auditoría

El pago a los directivos de la casa de altos estudios, realizado a principios del 2008, es una de las decisiones administrativas más cuestionadas de la historia de la Universidad misionera.

El propio rector reconoció que fue un error haber tomado esa decisión y que no volverá a tomar una determinación similar. De hecho, esta vez, apenas recibidos los refuerzos, optó por dejar al Concejo Superior la decisión, y la responsabilidad de definir el destino de esos montos.

“No puedo dejar de reconocer que si tuviera que decidir nuevamente pagar esa deuda no lo hago”, sentenció el también investigador, recordando aquel momento de serios cuestionamientos.

En cuanto a los pasos que restan para cerrar la discusión sobre la regularidad o no aquel pago, lo que falta es realizar la reunión del comité de control de la Unam, que está compuesto por los decanos de las facultades, el rector, el auditor de la Universidad y el titular del departamento de finanzas.

La reunión del comité se desarrollará los primeros días de marzo y concurrirán los auditores de la Sindicatura General de Nación (Sygen), para explicar los pormenores de la investigación, que según el punto de vista de los oficialistas no perjudica a la figura del rector, pero que para la oposición sería lapidario.

“El 3 de marzo se reúne el comité de control y vienen los auditores de la Sygen. Ahí se expondrá y analizará el informe, que es un resumen donde se señalan hallazgos y las recomendaciones, entre las cuales figura un sumario para deslindar responsabilidades, cosa en lo que ya avanzamos”, afirmó Caballero.

En este sentido el sumario interno avanza en las líneas de investigación, aunque, según el rector, “es un gasto de tiempo y esfuerzo ya que todas las líneas de investigación desestimaron cualquier denuncia, ya que se realizó una denuncia penal, en la que el fiscal solicitó la documentación y los balances y tras analizarlos desestimó la denuncia por falta de elementos”.

El directivo cumplió la mitad de su mandato. Un cuarto de su mandato estuvo afectado a dar explicaciones por el “autopago”.

A dos años de concluir con su mandato y a un año y medio de la elección del próximo rector, Caballero se desliga de responder si irá por la reelección y solo responde que “nuetra universidad tiene una tradición bien clara, nunca hubo una reelección, aspiro a que se pueda continuar una política univesitaria destinada al crecimiento”, concluyó.

“Que contemplen nuestra situación”

Los docentes de la Universidad Nacional de Misiones (Unam) nucleados en la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Misiones (Adunam) reclaman que la deuda que la casa de altos estudios mantiene con ellos sea contemplada dentro de los pagos que se realizarán con los últimos refuerzos presupuestarios que llegaron a la universidad. "Nos deben 650 mil pesos de una mala liquidación de la antigüedad en la zona que data de 2007. Lo que reclamamos es que se salde esa deuda", sostuvo Aníbal Velázquez, titular del gremio. Velázquez considera que en realidad no será el Concejo Superior el que tomará la decisión del destino de esos fondos, sino que lo harán, previamente, los decanos y el Concejo Superior sólo refrendará. "Le pedimos a los decanos que contemplen nuestra situación, son ellos los que definirán el destino de los fondos y queremos que nos tengan en cuenta", concluyó.

Comentá la nota