Siete artículos para la polémica

Siete artículos para la polémica
Con una estrategia diferente de la adoptada en Diputados, los senadores opositores anunciaron que darán el debate en el recinto y plantearon objeciones puntuales a varios artículos del proyecto de ley de medios impulsado por el Ejecutivo. Desde el radicalismo, el peronismo disidente y la Coalición Cívica insistieron con algunos reclamos provenientes de la Cámara Baja y sumaron otros.
La conformación de la autoridad de aplicación de la ley es un tema central de debate. Para la senadora María Eugenia Estenssoro, "el gobierno de turno tendrá 4 ó 5 miembros de su misma afiliación partidaria". Según el texto aprobado en Diputados, el órgano se compone por dos representantes del Ejecutivo, tres parlamentarios y dos designados por el Consejo Federal (uno académico) que responde a los gobernadores. Y los siete deberán contar con el aval del Poder Ejecutivo.

La oposición también cuestionó la "adjudicación directa" de licencias por parte del Ejecutivo. El reclamo se refirió al artículo 32, sobre las licencias cuyo alcance superen los 50 kilómetros o abarquen poblaciones de más de 500.000 habitantes. Pidieron eliminar ese punto.

El artículo 161 es otro de los resistidos. Establece un plazo de un año para que las empresas se desprendan de las licencias para encuadrarse en la ley. En la votación en particular en Diputados se agregó que la transferencia deberá ser autorizada por la autoridad de aplicación. "El derecho de propiedad se transforma en centavos. El artículo no respeta los derechos adquiridos y es violatorio de la Constitución", aseguró la peronista puntana Liliana Negre de Alonso.

Los senadores opositores plantearon fuertes cuestionamientos a que las empresas contratistas del Estado puedan ser titulares de licencias. Morales y otro radical, el pampeano Juan Carlos Marino, dieron como ejemplo el ingreso de Electroingeniería, vinculada al empresario cercano al kirchnerismo Cristóbal López, en Radio del Plata.

También generó reparos el artículo 65, por la fijación de diferentes porcentajes (hasta el 70%) para la emisión de contenidos, producción y música locales para las radios y la televisión abierta. Además de la oposición, esta obligación provocaría el rechazo del senador oficialista Marcelo Guinle.

El titular del Comfer también recibió críticas -del radical formoseño Luis Naidenoff, entre otros- por la ausencia de regulación de la publicidad oficial: el proyecto únicamente establece la obligación a los medios de informar la pauta oficial que reciben. Para Mariotto, controlar ese aspecto requeriría "otra ley", porque el proyecto abarca los servicios audiovisuales y no los gráficos.

Por último, tal como había planteado Juan Carlos Vega en Diputados, provocó inquietud el riesgo de la "extranjerización de los medios" por los tratados de reciprocidad firmados por la Argentina. Se trata de 54 acuerdos conocidos como "protección y promoción de inversiones extranjeras", con rango superior a la ley denominada de Bienes Culturales que limita al capital extranjero a un 30% de la composición accionaria del concesionario de una licencia.

Comentá la nota