Sierras Bayas: hubo más casos donde los médicos del Hospital se negaron a firmar las actas de deceso

Este viernes, el cuerpo de un albañil estuvo horas tirado en la calle. A otra sierrabayense le pasó lo mismo con su padre fallecido, hace tres meses. Los médicos involucrados ganan 8.000 y 11.000 pesos por mes. Hay sumario.
Todo indica que la situación que detectó infoeme.com este viernes en Sierras Bayas, cuando el cuerpo de un hombre pasó 6 horas tirado en la calle bajo la llovizna porque los médicos del Hospital no firmaban la defunción, no es un caso aislado. Otra sierrabayense acaba de escribirle a este Diario una carta donde cuenta que hace tres meses le pasó lo mismo con su padre.

Este viernes a las 14:00, este Diario asistió a una situación pocas veces vista: un albañil de 64 años, Raúl Cejas, cayó muerto de un infarto en la calle, en el sector del Huecufú-Hum. Fue a las 8:00 de la mañana.

Pero su cuerpo pasó 6 horas tirado en la calle porque el médico del Hospital Gabriel Jaimon se negó a firmar el certificado de defunción. Cejas recién pudo ser velado cuando el médico particular Juan Carlos Ordóñez (que no tiene ninguna vinculación con el Municipio) aceptó intervenir a pedido de la Policía, para destrabar el tema.

La familia, que pasó las seis horas de angustia en el lugar, al lado del cuerpo, quedó consternada. Y el Municipio inició un sumario luego de la publicación de la noticia, donde familiares y hasta la empresa funeraria confirmaron que el médico que no quiso firmar fue Gabriel Jaimon.

Este sábado llegó a esta Redacción una carta de la lectora Patricia Pérez: hace 3 meses vivió la misma angustiante situación, si bien no en la vía pública, al fallecer su padre.

"El deceso de mi padre se debió a un paro cardio-respiratorio tal cual lo constatara más tarde un médico particular. Pero además de la ostensible situación de orfandad que se siente en ese momento tan particular de la vida de las personas, nuestra familia fue doblemente mortificada por la negativa rotunda que en esa oportunidad manifestó el médico Horacio Lloves para firmar el certificado de defunción del occiso, léase, mi padre", contó Pérez sobre lo que le tocó vivir en Sierras Bayas.

El sumario que el Municipio iba a iniciar para deslindar responsabilidades, de acuerdo a lo que le adelantó el jefe de Gabinete Héctor Vitale a infoeme.com, recién comenzará a sustanciarse el lunes.

La fuerte queja que llegó este sábado vía carta a este Diario, incluye un dato que hace menos explicable la situación: de acuerdo a la lectora "más antojadiza se revela la situación, cuando se comprueba que ambos médicos del servicio de Salud de Olavarría, perciben abultados haberes del erario público por su tarea profesional (Lloves $11.301,66 y Jaimon $ 8.073,44 respectivamente, según fuente de la página oficial)".

Los hechos se conocen cuando Sierras Bayas está convulsionada por un caso sucedido la semana pasada, cuando un nene de 8 años estuvo con una herida cortante en la cabeza más de 20 minutos ante el atraso de una ambulancia.

Comentá la nota