Sierra Chica: cientos de firmas contra el cierre de Escuela 13

Numerosos vecinos de Sierra Chica se presentaron en la sede escolar con cientos de firmas para evitar el cierre. El delegado municipal apoyó a los vecinos. La directora explicó la medida de la Unidad Educativa de Gestión Distrital.
La localidad de Sierra Chica se moviliza en estas horas para defender la Escuela Primaria 13. Impulsada por Mirta Gregorini, se desarrolla una campaña de junta de firmas para evitar el cierre del establecimiento al que concurren unos 60 chicos en el turno mañana. La escuela tiene cuatro secciones, dos son grados integrados. Y la mayoría de los chicos concurre en el turno tarde al Centro Complementario 803 de la localidad.

Y suman cientos de firmas que apoyan la continuidad de la escuela que tiene 73 años de funcionamiento en avenida de Los Fundadores. En el mismo sentido se pronunciaron cinco inspectoras de nivel primario.

El delegado municipal, Carlos Soloa, estuvo en el lugar y acompañó a los vecinos en el reclamo. Se negó a hacer declaraciones sobre el tema, aunque trascendió que planteará el caso ante el Ejecutivo municipal en breve.

La directora de la escuela "Joaquín González", Sandra Micheli, habló con infoeme.com y explicó la medida que decidió la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD). Con el apoyo de algunas inspectoras para evitar el cierre, la comunidad espera que este organismo vuelva a reunirse y revea la decisión.

"El cierre de una escuela primaria, no es una buena alternativa"

Micheli asumió en abril la dirección del establecimiento y en ese momento, los padres le comentaron del posible cierre. Ella no creyó en esa posibilidad y, con el apoyo de la inspectora Graciela Calvo, logró dejar de tener un grado a cargo y dedicarse exclusivamente a la dirección. "La realidad de la institución es muy particular: la mayoría de los chicos están con Servicio Local y tenemos que dar intervención a la Municipalidad por problemas en su familia, familias desmembradas, no asisten regularmente, no tienen hábitos de trabajo. Todo ello lleva un trabajo de hormiga que, a la vez, necesita una directora que esté presente siempre".

Cuando se logró conseguir la dirección exclusiva, se notificó de la decisión de cierre: "a los 15 días vino la inspectora a notificarme que la escuela primaria se iba a cerrar. Sonó incoherente, por un lado conseguís algo, y a los 15 días te dicen que se va a cerrar", señaló Micheli.

La decisión del cierre de la escuela la tomó la UEGD que integran los inspectores, Consejo Escolar y la Inspectora Jefe, Irene Erretegui. "Ahí también participaron mis inspectoras, dijo Micheli, que dicen que en un momento ellas se opusieron a esto. Pero ya era una decisión tomada".

La directora agregó que la escuela ya había gestionado material para ampliar el edificio, con lo que no se entiende la decisión: "entendemos que la secundaria necesita su espacio. Pero no significa cerrar un espacio para abrir otro. Podemos compartir el edificio. Pero el cierre de una escuela primaria no es una buena alternativa". Cabe aclarar que igualmente, el edificio ya está compartido con la Media 4 de Hinojo que funciona allí en los turnos tarde y vespertino.

La sede dispone de un SUM, donado por una ex directora de la escuela, y que se consideró también la posibilidad de dividirlo para hacer dos salones más y destinarlos a la secundaria, a fin de evitar el cierre: "no queremos que se cierre una escuela por tres aulas. Pero nos dicen que hay muchas necesidades en el distrito", afirmó Micheli.

La previsión de la UEGD señala en 2010, con el cierre de la escuela, que los chicos que son de Sierra Chica irían a la Escuela 2, los que son de la zona de chacras pasarían a escuelas cercanas a su domicilio, y los que son de la zona de El Matadero o del Ejército tendrán que ir a la escuela 22: "y eso tampoco es legal: la Ley de Educación Nacional dice que los padres pueden elegir dónde mandar a los chicos, y a parte habla del sentido de pertenencia, en una comunidad pequeña, esta escuela tiene mucha historia. Ellos pertenecen esta escuela y no hay que desarraigarlos", considera Sandra Micheli.

En cuanto al personal, la UEGD sostiene que los titulares podrán pedir movimiento y los otros serán reubicados, mientras los provisionales y suplentes quedarán cesantes: "yo quedo en lista de espera por si surge un cargo porque no soy directora titular. Soy maestra titular que rendí prueba de selección y elegí esta escuela", explicó.

Consultada sobre las razones que la llevaron a exponer públicamente el caso incluso arriesgando su trayectoria en oposición a las máximas autoridades locales de educación, Micheli explicó, "nos posicionamos en defensa de la escuela cuando vemos cómo la gente nos pide, y nos dicen que no van a mandar sus hijos a otra escuela. A parte es una realidad, que Sierra Chica tiende a agrandarse. Hay muchos internos que eligen vivir aquí cuando los liberan y con sus familias se agranda la matrícula".

"Todo el mundo está dolido"

Mirta Gregorini impulsa la campaña de junta de firmas. Este lunes convocó a una veintena de padres frente a la escuela quienes llevaron centenares de firmas juntadas en la localidad en los últimos días.

Todos apoyan la idea de que la escuela 13 siga funcionando: "no estamos en contra de la secundaria, pero esta escuela tiene mucha historia. Y todo el mundo está dolido con la noticia", afirmó la mujer.

Entre los presentes, todos habían asistido a la escuela o tenían un familiar que había sido alumno. Y hasta trataron de calcular los años que hace que funciona la escuela, y estimaron que son más de 90, mientras reconstruyeron en pocos minutos las sedes que tuvo hasta que se destinó al predio donde actualmente se encuentra.

Esta misma mañana, se presentó en el lugar el delegado municipal Carlos Soloa. Apoyó a los vecinos en la movida con su presencia y se negó a hacer declaraciones en público sobre el tema. Se adelantó que él mismo llevará el planteo al jefe de Gabinete Héctor Vitale, para que la Escuela 13 mantenga su funcionamiento.

Comentá la nota