"Siento que puedo ser yo de nuevo"

Con su acostumbrado carisma y sed de triunfos, Manu Ginóbili es la gran esperanza de los San Antonio Spurs en el sueño del equipo de conquistar a partir de este martes la cima de la NBA en la temporada 2009-2010.
Ginóbili, de 32 años, siete de ellos en la liga estadounidense y otros cinco en Europa y la Argentina, regresa a las canchas competitivas después de perder 44 partidos el pasado año debido a una lesión que privó a los Spurs de su liderazgo ofensivo y los eliminó del camino hacia el título.

Completamente recuperado, Ginóbili dedicó sus vacaciones al gimnasio y ahora se esfuerza en alcanzar la forma competitiva, todavía distante en el horizonte.

Pero aún así, su presencia es motivo de alegría para los directivos de San Antonio, especialmente para el jefe, Gregg Popovich: "Empezó a encontrar su ritmo", dijo el estratega al ver a Ginóbili en la pretemporada. Popovich y los demás jugadores de los Spurs son conscientes de que necesitan a Ginóbili sano y fuerte para luchar en la poderosa Conferencia Oeste, en la que fueron desplazados de la cima por los actuales campeones Los Angeles Lakers y también tendrán como rivales a los poderosos Denver Nuggets, Utah Jazz y Houston Rockets, entre otros.

"Es un jugador increíble y su ausencia fue un reto que no pudo resolver nuestra ofensiva", precisó Popovich. "No nos dimos cuenta hasta ahora que lo vemos jugar otra vez. Cuando está sano, significa mucho para el equipo".Ginóbili exhibe un renovado optimismo, tanto por su estado actual como por la incorporación de nuevas figuras a la plantilla: "Somos más peligrosos en el ataque", reconoció debido a la presencia del ala Richard Jefferson.

Hace pocos días, la prestigiosa revista estadounidense Time seleccionó a Ginóbili entre los 25 hispanos más influyentes en Estados Unidos, junto a otros renombrados deportistas como el tenista español Rafael Nadal, el beisbolista dominicano Alex Rodríguez y el automovilista colombiano Juan Pablo Montoya."No quiero ni contar o pensar en la temporada pasada", dijo Ginóbili. "Siento que puedo ser yo de nuevo. Y que tenemos una nueva oportunidad".

Comentá la nota