"Siento el mismo entusiasmo ahora que en los comienzos".

El Gurí Martínez es el piloto del momento: a los 43 años ganó en el Turismo Carretera de Buenos Aires, tras dos victorias en el TR V6; considera que los hinchas de Ford lo idolatran por su fidelidad y por sus logros.
No suele reírse seguido el Gurí. Siempre serio, de pocas palabras, sólo tiene la cabeza puesta en su auto amarillo. En 2008, los resultados no lo acompañaban. Este año se convirtió en el gran protagonista del automovilismo argentino, ya que viene de ganar dos carreras de Top Race V6 y, anteayer, se impuso en el Turismo Carretera, en Buenos Aires. Es el conductor del momento y, con 25 triunfos, junto con Guillermo Ortelli, el más ganador entre los actuales protagonistas del TC.

-¿Es tu mejor momento?

-Sí. Desde que corría en el TC 2000 no ganaba en dos categorías juntas. Estoy muy feliz por el equipo y por el momento que estamos pasando.

-El año pasado decías que no creías en las rachas. ¿Y ahora?

-A veces, no salen las cosas. Quizás uno no encuentra los motivos y, sin darse cuenta, se presiona demasiado. Esta vez, parece que todo está dado para que los resultados me resulten positivos. Hay que aprovechar.

-¿Y de ahora en más qué esperás en el Turismo Carretera?

-Mantenerme en la buena senda. Trataré de estar adelante, pero sin la exigencia de buscar una victoria. Hay que cuidar los elementos y todo lo que resulte necesario para llegar en óptimas condiciones a las últimas fechas, en las que se define el título en los playoffs.

-¿Qué significó para vos no estar en la pelea del campeonato en los playoffs del año último?

-Una experiencia más en la vida. Las cosas no se dieron. Pero no por eso voy a abandonar. Son aprendizajes para crecer.

-Nunca tuviste un número más alto que el 6. Este año tenés el 10...

-Son golpes duros. En mi caso, no estaba acostumbrado a tener dos dígitos. Pero estamos para eso, para enfrentar estos momentos. Y, por suerte, parecen revertirse.

-¿Qué cambió para este año?

-El equipo sigue trabajando de la misma manera. Hay una buena convivencia. El auto nuevo nació muy bien. La llegada de Mariano [Werner] al equipo fue muy positiva, porque nos ayuda a avanzar. Y hay cosas increíbles, porque tocamos algunos valores del auto y mejoramos. En el Top Race V6, pasó lo mismo.

-Tenés 43 años. ¿Hasta cuándo sigue el Gurí Martínez?

-Hasta cuando no me sienta con ganas de correr o no me vea competitivo. Disfruto de las carreras como el primer día. Siento el mismo entusiasmo ahora que en los comienzos.

-¿En las malas épocas dudás de tus condiciones?

-Eso te bajonea. Pero por el amor propio, siempre uno culpa a los fierros y no a las propias condiciones.

-Vos no sos carismático, pero sos el gran ídolo de Ford en la actualidad. ¿A qué lo atribuís?

-Quizás aprecian cómo es uno en la vida y cuál es el esfuerzo que uno hace. Yo fui fiel a la marca y tuve la suerte de obtener muchos logros. Y eso lo valoran.

Comentá la nota