Lo que siente Alejandro Sabella ante una decisión nada sencilla

Lo que siente Alejandro Sabella ante una decisión nada sencilla
El técnico vive horas difíciles en la definición de los 23 nombres para Brasil; mañana dará la nómina.
No interfiere en la construcción de la mística de trabajo ni se entromete en la convivencia de un plantel dedicado a sus horas de preparación rumbo a Brasil 2014 , pero asoma en la intimidad del cuerpo técnico argentino una carga de angustia y tensión propia de las horas de definición de la lista definitiva, que oficialmente se conocerá mañana, luego de las prácticas en el predio de Ezeiza.

Las desventuras de las lesiones de último momento y las consideraciones deportivas tienen a Alejandro Sabella inmerso en un hermetismo total, y asoma un clima de descontento en sus colaboradores acerca de las filtraciones intencionadas que generan informaciones anticipadas.

Se levanta temprano, como todos los días, y mientras hojea algunos diarios, desayuna en el comedor del primer piso del predio de la selección mayor, donde se concentra el equipo albiceleste. Allí, Sabella piensa, una y mil veces, los nombres que debe confirmar, y los tres que debe desafectar. Mientras sus jugadores duermen, Claudio Gugnali y Julián Camino, sus ayudantes de campo, y Pablo Blanco, preparador físico, discuten preferencias, cotejan méritos y evalúan variantes posibles para afrontar la próxima Copa del Mundo, en la que la Argentina debutará el 15 de junio, ante Bosnia, en Río de Janeiro.

Tras el desayuno de ayer, el entrenador convocó a sus dirigidos. Fue entonces cuando les comunicó que la nómina final no estaba definida y los 26 jugadores fueron convocados para el lunes. Ese día Sabella comunicará primero su decisión a los jugadores, tras los entrenamientos, y luego hará el anuncio público a través de la AFA.

Es cierto que algunos comentarios de las últimas horas molestaron al entrenador. Y alteraron un poco el escenario de preparación. Días antes, la ausencia de Ezequiel Lavezzi en un control antidoping sorpresivo de la FIFA planteó una situación inesperada para la intimidad del plantel argentino. Algunos medios difundieron un supuesto caso de doping en el equipo y las versiones cruzadas generaban en el cuerpo técnico y algunos dirigentes tanta bronca como desorientación. En un momento de la conferencia de prensa brindada ayer por Pablo Zabaleta, Martín Demichelis y Hugo Campagnaro, el encargado de prensa del seleccionado, Andrés Ventura, leyó el siguiente comunicado: "El martes pasado, el secretario de Selecciones Nacionales, Sr. Juan Carlos Crespi, le informó a la FIFA que en virtud al control antidopaje del día en cuestión, Ezequiel Lavezzi fue licenciado por 24 horas por inconvenientes de índole personal y familiar, retirándose a su domicilio".

Después del entrenamiento de ayer por la mañana, los futbolistas fueron licenciados. Todos dejaron el complejo de Ezeiza con la información que escucharon de la boca del entrenador: que esperará hasta último momento para ponerles nombre y apellido a las plazas por cubrir.

En la práctica, un inquieto Sabella (subió varias veces a un mirador para seguir los movimientos de sus dirigidos) incluyó a Demichelis por Garay (afectado por un fuerte golpe) y a Rodrigo Palacio por Sergio Agüero, que se entrenó aparte luego de recuperarse de un cuadro febril. El equipo formó con Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Demichelis y Marcos Rojo; Fernando Gago, Javier Mascherano y Ángel Di María; Lionel Messi, Palacio y Gonzalo Higuaín.

Minutos después se comunicó que Campagnaro y Demichelis estarían en la conferencia. Esto no es un dato menor, pues resulta poco probable que ambos no estén en la nómina definitiva. Algo que reducen las probabilidades de Nicolás Otamendi.

En cuanto a los lugares por cubrir, Enzo Pérez tiene una leve ventaja sobre Augusto Fernández, que ayer se entrenó a la par de sus compañeros. Si bien aún el tiempo de evaluación no terminó, la plaza restante se inclinaría para Ricky Álvarez por delante de José Sosa. Más allá de tener los titulares en la cabeza para el debut frente a Bosnia, el entrenador despejará pasado mañana los 23 nombres definitivos. La procesión va por dentro. "Entre los momentos más difíciles a lo largo de este tiempo en la selección han estado cada una de las listas que tuve que dar. Imaginen para un Mundial", dijo Sabella alguna vez.

Coment� la nota