"Se sientan con los amigos para confundir a la docencia"

El titular de SITECH Federación cuestionó la convocatoria, explicando que en la misma no se especificaba que se hablaría del salario docente ni del nomenclador, sino sólo de la medida de fuerza por la modificación del Art. 75 de la Constitución provincial
"Esto es parte de una gran maniobra, que es sentarse con los gremios amigos y tratar de confundir a la docencia" atacó Eduardo Mijno en declaraciones a radio Facundo Quiroga, en relación a la reunión mantenida el pasado lunes entre el ministro Francisco Romero y los únicos gremios asistentes, Utre CTERA y la Coordinadora Docente, en el marco de la conciliación obligatoria.

Mijno criticó que en el documento que convocaba a la conciliación, "el tema único y central" era en relación al paro encabezado por los gremios por el tratamiento legislativo del Art.75. "No estaban programados los otros temas, pero bienvenidos sean".

Sin embargo, respecto de estos temas, Mijno opinó que no se dijo nada nuevo, ya que el anuncio de que se invertirán 45 millones de pesos para mejorar el salario docente, "ya lo había dicho en la primera reunión". En relación a ello, Mijno declaró que se exige que se informe cuántos docentes hay en la provincia y cuánto cobran, para realizar un cálculo certero de cuánto dinero corresponderá de esa cuantiosa inversión. "Ojala me equivoque pero según calculamos serían solo 50 pesos".

Finalmente el dirigente docente anunció que posiblemente la semana entrante se retomen las medidas de fuerza, "no está nada solucionado, no hay nada nuevo. El ciclo está terminando mal y comenzará mal seguramente". "No hay solución de la coyuntura y tampoco de la perspectiva", consideró.

"No va a solucionar nada".

Por su parte, la dirigente de Atech, Rosa Petrovich manifestó que "somos respetuosos de las entidades que fueron – a la conciliación - pero también tenemos el deber de decirles a nuestros docentes que ahí no se va a resolver nada", opinó en declaraciones a radio Génesis.

Además, puso en tela de juicio el origen del dinero prometido por el Ministerio de educación para el año 2010, "no saben ni tienen previsto de dónde sacaran los 45 millones" y que tras investigar y analizar el presupuesto elaborado para el año entrante se descubrió que "no hay ni un peso destinado a mejorar los salarios docentes".

Finalmente Petrovich informó que a finales de la semana pasada se presentó un pedido formal de audiencia al gobernador Capitanich, "con un amplio temario para plantearle los graves problemas por los que pasa nuestro sector".

Comentá la nota