Siemens ofreció otro soborno de US$ 30 millones a Menem

Lo afirma un informe de la Comisión de Valores de EE.UU. El dinero estaba destinado al ex presidente y a "su gabinete de ministros". Se iba a pagar entre 1998 y 1999. Era por el contrato para confeccionar 42 millones de DNI de uso obligatorio.
Funcionarios no identificados de la empresa Siemens se habían comprometido entre 1998 y 1999 a pagarles a futuro 30 millones de dólares adicionales al por entonces presidente Carlos Menem y a su gabinete de ministros por el contrato de confección de la los DNI, según surge de la acusación formulada contra esa compañía por la Comisión de Valores estadounidense.

El dato aparece consignado en la demanda de la Securities and Exchange Commission (SEC), en el párrafo siguiente al que asegura que "al menos 2,6 millones de dólares fueron transferidos desde cuentas de consejeros de negocios" de la compañía "directamente al presidente de Argentina, el ministro del Interior y el jefe de control migratorio".

Los tres acusados son el ex presidente Menem, el ex ministro Carlos Corach y el ex director de Migraciones Hugo Franco. Pese a las requisitorias de Clarín, los dos últimos se mantuvieron ayer en silencio. En cambio, Menem negó las acusaciones y amenazó con enjuiciar a "los autores e instigadores de tamaña maniobra de difamación". También habló el ex ministro de la Alianza Federico Storani, uno de los promotores de la anulación del contrato. La Alianza también fue acusada por la SEC.

Siemens llegó a un acuerdo esta semana con las autoridades judiciales de los Estados Unidos para pagar una multimillonaria multa (casi mil millones de euros) por prácticas corruptas en sus filiales de Argentina, Venezuela y Bangladesh en perjuicio de quienes adquirían sus acciones en el mercado bursátil norteamericano. En el caso argentino se trata del contrato firmado en 1998 para confeccionar los DNI y los padrones electorales e informatizar los pasos fronterizos, un negocio de 1.260 millones de dólares luego anulado por el gobierno de la Alianza que encabezó el ex presidente Fernando de la Rúa.

El total de coimas pagadas en la Argentina alcanza los 105 millones de dólares, según el texto del acuerdo firmado por Siemens con los autoridades norteamericanas ante el juez Richard Leon. El dato surge de los asientos contables "dibujados" por la filial argentina.

Según el acuerdo, esa cantidad de plata se pagó en un plazo que va de 1997 a 2007, un período que atraviesa a varios gobiernos.

De ese total, según el texto del acuerdo, 15,7 millones de dólares fueron "directamente a entidades controladas por miembros del Gobierno argentino", al menos 35 millones al "grupo consultor argentino" que hizo el lobby del negocio y "al menos" otros 54,9 millones a "otras entidades" no identificadas.

Algunos de esos pagos, de acuerdo con el documento, fueron realizados en cuentas bancarias de los Estados Unidos. Los pagos fueron ocultos en los asientos contables de la empresa bajo los rubros de "honorarios de consultoría" u "honorarios legales".

Se presume que toda esta información documentada por la SEC y el Departamento de Justicia estadounidense surge de la auditoría que la propia compañía hizo en los dos últimos años. Ese documento es el que más interesa a la Justicia argentina para poder utilizarlo como prueba en la causa abierta en los tribunales federales porteños.

El juez federal Ariel Lijo firmó ayer los exhortos en ese sentido y planea un viaje a Alemania para abril de 2009. "Después de ese viaje la causa empezará a moverse fuerte", dijo una fuente judicial consultada por Clarín.

El acuerdo de "culpabilidad" firmado por Siemens en Estados Unidos fue notificado ayer por carta al ministro de Planificación, Julio De Vido, por el titular de la empresa en la Argentina, Enrique Genzone.

El directivo le aclaró a De Vido que la admisión de prácticas corruptas refiere al contrato de los DNI y no alcanza a "los proyectos desarrollados por la compañía desde el año 2003 en adelante", es decir con el gobierno kirchnerista. Es que los pagos hasta 2007 habrían sido para ex funcionarios.

Comentá la nota