La siembra de algodón y de soja son objetivos chaqueños con las nuevas y copiosas lluvias

Con nuevos registros que van desde los 70 milímetros en la zona de Avia Terai, pasando por lo que fue el principal centro algodonero chaqueño --Bajo Hondo-- y bajando a la zona de La Tigra, las expectativas en torno a la siembra de algodón en la provincia, vuelven a incrementarse.
En la zona de Pampa del Infierno, productores consultados telefónicamente confirmaron que se tomaron registros de más de 100 milímetros y al norte de Los Frentones, midieron 70 milímetros.

En la madrugada de ayer, un frente de tormenta atravesó gran parte del territorio provincial dejando importantes registros de lluvias que posibilitarán la siembra principalmente de algodón, cultivo que para esta campaña desde el ámbito oficial como privado, se pretende aumentar en el hectareaje a sembrar.

Ayer, luego de las lluvias registradas en casi todo el interior provincial, y ante la consulta de NORTE, los técnicos explicaron que las apuestas del productor chaqueño estarán enfocadas principalmente en el algodón y manifestó que ante la imposibilidad de sembrar soja primavera por los plazos vencidos, los productores podrían escoger "soja tardía". Además, el hombre de campo tendrá una tercera alternativa, la siembra de sorgo granífero, consideraron.

Poco girasol, más algodón y soja

Recién ahora, con las últimas lluvias, "los campos tienen humedad, porque era tanta la sequía que poco a poco se va humedeciendo la tierra", dijo el productor.

Estos tres cultivos se presentan como las principales alternativas, considerando que ante la falta de perfiles de humedad en la tierra, el girasol no alcanzó a cubrir las 60 mil hectáreas, muy por debajo de lo que se estimaba antes de la campaña y los rindes que se obtendrán al final, estarán sujetos al comportamiento de las precipitaciones.

Expectativa en el ámbito cooperativo

Según los primeros datos reportados por productores asociados a la Cooperativa Sáenz Peña Limitada, unas 2500 hectáreas ya se han sembrado con algodón, de un total de 10.000 hectáreas estimadas. Juan Miguel Kisiel, gerente de la entidad, sostuvo que el rendimiento del cultivo algodonero dependerá exclusivamente del régimen de precipitaciones que se produzcan hasta fin de año. Sostuvo que durante la etapa de floración, el cultivo requiere máxima humedad con el objeto de lograr el fortalecimiento del tallo.

Comentá la nota