Siderar: trabajadores votarán una propuesta

La incertidumbre sobre la continuidad laboral de los 2.400 trabajadores de la empresa Siderar continuará hasta pasado mañana. Es que ahora la última palabra la tienen los obreros, que deberán decidir ese día, a las 10 de la mañana, si aceptan o no la propuesta que la empresa ofreció ayer en una nueva audiencia de conciliación. Los detalles de la oferta, que las partes guardan con recelo, serán revelados en una asamblea que tendrá lugar en la planta de San Nicolás.
En el Ministerio de Trabajo de la Nación los directivos de Siderar y las conducciones sindicales de Uocra y Uom sesionaron ayer durante 5 horas. Como ya adelantara este diario, el acuerdo incluye la puesta en marcha de la obra civil que la empresa del grupo Techint había detenido y la continuidad de la fuente laboral de los 2.400 trabajadores. Sin embargo, la letra chica de la propuesta empresaria no se filtró, a la espera de que sean los principales interesados los primeros en enterarse, y de decidir si la aceptan o rechazan.

Los plazos legales de la conciliación obligatoria que impuso el Ministerio de la avenida Leandro Alem vencieron ayer a la hora cero. Pero las partes decidieron exterderlo hasta este lunes. Luego de la asamblea matinal de pasado mañana en San Nicolás, continuarían las reuniones en Buenos Aires para firmar las actas definitivas, siempre que los trabajadores acepten los términos que sus propios dirigentes trasladarán como propuesta.

El hermetismo sobre los detalles de la propuesta fue parte del acuerdo. "No podemos discutir por los diarios, a eso nos comprometimos", aseguró el negociador y vocero de los albañiles, Carlos Romero. La preocupación de los sindicatos se centra en la continuidad de las fuentes de trabajo, objetivo alcanzado, aunque también en la masa salarial y en la carga horaria. Estos serán los puntos a debatir. El trabajo seguirá, pero en qué condiciones es la gran pregunta.

De todos modos, el tono y los rostros distendidos de los negociadores sindicales tras la reunión, y principalmente la presencia del propio ministro Carlos Tomada en la audiencia, dan cuenta de que la propuesta que ayer surgió estaría dentro de los parámetros de razonabilidad esperados, en especial dentro del contexto mundial de destrucción de empleo.

Comentá la nota