Shpoliansky, una candidata que nunca dejó de creer en la Justicia

La Cámara Electoral Nacional resolvió que debe ocupar el segundo lugar en la grilla de postulantes al Senado por el Partido Justicialista. Se definió como una peronista de larga militancia y que representa a los sectores más humildes.
"Represento a la militancia, a la gente humilde, al docente, al asistente social, al mallonero, al ladrillero", comentó Elisa Shpoliansky con el fallo en la mano que la designó como candidata a Senadora nacional en el segundo lugar de la grilla del Partido Justicialista (PJ).

El jueves, la Cámara Electoral Nacional (CEN) resolvió -en forma unánime- revocar la sentencia apelada y asignarle el lugar en la nómina para la Cámara alta en detrimento de las pretensiones de María Araceli Carmona.

"Uno puede estar descreído de la política pero nunca debe desconfiar de la Justicia. Quería creer en ella y este fallo nos despejó todas las dudas", aseguró Shpoliansky.

El problema por el segundo lugar se originó cuando Carmona fue a la Justicia Federal y apeló la determinación de la Junta Electoral del PJ, que había resuelto que a Shpoliansky le correspondía el segundo lugar de la lista de candidatos a senador nacional, tras aplicar el sistema D‘Hont en las internas del PJ.

Un fallo en primera instancia del juez federal Carlos Soto Dávila avaló la postura de Carmona, quien que debía aplicarse el sistema de reparto que se utiliza en las elecciones generales para el cargo.

Shpoliansky, entonces recurrió a la CEN, órgano que finalmente le dio la razón.

"Bregamos por un gobernador peronista y apoyaremos incondicionalmente al compañero Fabián Ríos. Estamos insertos en su proyecto de justicia social. La época de las internas terminaron", señaló Shpoliansky quien, ahora sí, ya tiene puesto el traje de candidata.

Comentá la nota