Shock de expectativa: el sueño del 0 km en préstamos de hasta $ 31.000

La ministra de la Producción, Débora Giorgi, el titular de la ANSES, Amado Boudou, y el secretario de Industria, Fernando Fraguío, presentaron el “Programa de Impulso a la Primera Motorización”, que consistirá en préstamos que canalizarán los bancos, financieras y marcas hasta a cinco años y con variedad de tasas. Se desconoce el precio al que serán vendidos los autos, pero se supone que habría un descuento de 15% al ceder las terminales y concesionarias (10 y 5%, respectivamente) rentabilidad de la operación. Buscan colocar 100.000 unidades para evitar una caída de producción de 15% en 2009.
El Gobierno presentó ayer, con signos de apuro y provisoriedad, un programa de impulso a la compra del primer automóvil 0 km, que busca dar un puntapié de expectativas de modo de evitar una mayor caída del consumo y sus efectos en la actividad económica y el empleo.

Tras los anuncios de un paquete anticrisis por la presidenta Cristina Kirchner, el Gobierno debió salir al cruce de las especulaciones que frenaron las decisiones de compra de autos y arriesgaban con generar el efecto inverso al deseado. En una jornada atípica, la Casa Rosada abrió ayer sus puertas para una conferencia de prensa. La ministra de la Producción, Débora Giorgi; el secretario de Industria, Fernando Fraguío, y el titular de la ANSES, Amado Boudou, presentaron el programa de “Impulso a la Primera Motorización” en Casa Rosada, que implica la asignación de $ 3.500 millones, que permitirán acceder a créditos por un máximo de $ 31.000 para los interesados en comprar su 0 km.

Ante una consulta de PERFIL los funcionarios no pudieron informar un dato crucial: la lista de precios de los vehículos que, aseguraron, están negociando con las terminales. De todos modos, Giorgi sostuvo que el plan “comenzaría desde ahora”. Así, quedó la certeza de que el principal objetivo del plan es intentar revertir expectativas negativas regando de fondos el mercado.

“¿Se preguntarán por qué elegimos específicamente el sector automotriz?”, preguntó retóricamente la flamante ministra, tras lo cual respondió que esta cadena, entre terminales, autopartistas y concesionarios, “emplea alrededor de 150.000 personas”. Además, dijo, “está exportando US$ 8.000 millones, una porción muy importante dentro de lo que son las exportaciones industriales, alrededor del 36 por ciento”.

Los detalles. De acuerdo con lo anticipado ayer:

Cada terminal ofrecerá dos modelos de baja gama (ver infografía) que sea el primer 0 km del comprador.

La compra se podrá hacer a través de un banco o una entidad financiera de marca. Diferentes jugadores deberían ofrecer distintos tipos de cuotas, plazos, tasas, y, “en esa competencia y transparencia, se asignarán los recursos, se promoverá la producción y se mantendrá el nivel de empleo”, dijo Giorgi.

Habrá tres esquemas para financiar la compra del vehículo para “ofrecer distintas posibilidades” de acceso. Uno de ellos, un plan de ahorro previo de hasta 60 cuotas, pero con adjudicación en el primer año, sin intereses hasta la adjudicación del auto por sorteo. Una vez adjudicado, las cuotas se irán ajustando al valor del auto. Si el comprador gana el sorteo, tiene que integrar las cuotas faltantes del primer año para recibir el auto. A partir del segundo año, la cuota se ajustará con el valor del auto comprado. Este esquema sería llevado adelante por las entidades de marca, o sea, las entidades financieras de las terminales.

El segundo es una financiación de hasta $ 31.000 en 48 cuotas, con tasa fija, que dependerá del intermediario financiero, aunque será superior al 11 por ciento. El comprador deberá aportar la diferencia con el precio final del auto.El último plan, de $ 31.000 en 48 cuotas y con tasa mixta. Los créditos serán a tasa fija el primer año y los 36 meses restantes, variable. Se rechazarían “niveles de tasa no compatibles con el objetivo primordial del paquete”, que, según dijo la ministra, es la reorientación de fondos productivos a tasas y plazos adecuados para mantener el nivel de empleo.

Comentá la nota