Shell y Esso aumentaron $ 0,10 el precio del gasoil en Capital Federal.

También hubo subas en estaciones de YPF en algunas localidades del interior.
Menos de una semana antes de las elecciones legislativas, el precio del gasoil aumentó 10 centavos en las estaciones de servicio de Shell y de Esso ubicadas en Capital Federal. También hubo incrementos aislados del mismo combustible en los surtidores de YPF de algunas localidades del interior, en algunos casos de casi 20 centavos.

En el caso de Shell, el incremento fue aplicado únicamente sobre el gasoil premium ("V-Power"), el más caro de la marca, que subió de 3 pesos a $3,10 (en el cartel, el precio aparece como $ 3,099), lo cual representa un incremento de 3,2%. La suba rige desde el miércoles, según confirmaron fuentes de la petrolera angloholandesa. Hasta anoche, Shell no había modificado el precio de su otro gasoil, tipo estándar.

Esso tiene un solo tipo de gasoil, que también incrementó en diez centavos, desde $2,30 a $2,40 (un aumento de 4,2%) en todos sus surtidores capitalinos.

En el caso de YPF, la empresa admitió a través de sus voceros haber incrementado de $2,08 a $2,18 (un 4,8%) el gasoil de sus surtidores en la localidad bonaerense de Ensenada. Pero tampoco desmintieron otro tipo de ajuste temporal que este diario verificó en surtidores de YPF en localidades como Lincoln y Nueve de Julio. En estas ciudades, el gasoil aumentó por algunos días desde $2,42 hasta $2,58 el litro, una diferencia de 16 centavos que representa un 6,2% de incremento, pero que aplicaron sólo por unos días y luego volvieron a bajar. "Nosotros damos a los estacioneros de nuestra marca precios orientativos, pero son ellos quienes deciden cómo los acomodan", agregaron las fuentes de YPF, que tiene 51% de participación del mercado nacional de naftas y 55% del gasoil.

En la ex-petrolera estatal, propiedad en su mayoría de la española Repsol pero gerenciada por el grupo Eskenazi, aseguraron que los aumentos en ciudades bonaerenses van muy por detrás de sus competidores. En el caso de Ensenada, detallaron, el gasoil de la competencia se vende a precios entre $2,50 a $2,80 por litro.

Por fuera de la compañía, fuentes del mercado señalaron YPF aumentó más por prevención, ya que una diferencia muy grande con sus competidores le podría generar un exceso de demanda que terminaría perjudicándolos.

"Lo último que quieren en estas empresas es un llamado desde la Secretaría de Comercio por una denuncia de desabastecimiento", agregaron las fuentes.

Paradójicamente no se vende hoy más gasoil que un año atrás, a pesar de lo cual ese tipo de combustible sigue escaseando como en los días de crisis energética. "Las petroleras no sólo no entregan lo mismo que hace un año. Entregan entre 6% y 10% menos que en el mismo mes del año anterior", dijo Rosario Sica, titular de la Federación de Combustibles (FECRA).

Según la Secretaría de Energía, en abril el consumo de gasoil bajó 8,2% en relación al mismo mes del año anterior. Y el consumo total de combustibles (nafta más gasoil) cayó 4,7% en el mismo período.

Comentá la nota