Shell desarrollará antes de lo previsto tres bloques en Vaca Muerta

Shell desarrollará antes de lo previsto tres bloques en Vaca Muerta

La petrolera anglo-holandesa adelantará un año y medio el paso de la etapa piloto a la de desarrollo masivo para extraer petróleo no convencional en Cruz de Lorena, Sierras Blancas y Coirón Amargo Sur Oeste.

Las mejoras en la competitividad de sus operaciones le permitirán a Royal Dutch Shell anticipar la puesta en desarrollo masivo de tres áreas ubicadas en Vaca Muerta, dentro de la Cuenca Neuquina. Se trata de Cruz de Lorena, Sierras Blancas y Coirón Amargo Sur Oeste, bloques que actualmente producen unos 4.500 barriles diarios de petróleo no convencional. Según anticipó la empresa, ese volumen trepará hasta los 70.000 barriles por día a mediados de la próxima década.

La decisión de adelantar los plazos de trabajo se basa fundamentalmente en la reducción de más de un 50% en los costos operativos de Shell desde 2016, cuando la compañía emprendió una inversión de más de u$s 300 millones anuales en Vaca Muerta. Rooney “Ampliaremos la capacidad instalada de procesamiento desde los actuales 12.000 barriles diarios de petróleo equivalente hasta superar los 40.000 con la construcción de una nueva planta en el segundo cuatrimestre de 2021”

A decir del gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, los resultados a gran escala de ese esfuerzo comenzarán a verse este año. “Estamos hablando de un nuevo hito en la explotación de crudo no convencional en la provincia”, remarcó el mandatario tras reunirse con Sean Rooney, presidente de Shell Argentina.

De acuerdo con Rooney, una de las claves para avanzar hacia el desarrollo masivo un año y medio antes de lo programado pasó por capitalizar el aprendizaje de la petrolera en Norteamérica, donde el boom de los hidrocarburos no convencionales modificó abruptamente el mapa energético mundial. “Si bien nuestras iniciativas locales estarán sujetas a los resultados de las operaciones y las condiciones económicas del mercado, tenemos previsto ampliar la capacidad instalada de procesamiento desde los actuales 12.000 barriles diarios de petróleo equivalente hasta superar los 40.000 con la construcción de una nueva planta en el segundo cuatrimestre de 2021”, proyectó. 

Para Andy Brown, director global de Upstream de Shell, la Argentina, en general, y Vaca Muerta, en particular, poseen una gran importancia en los planes de inversión de la organización. “El reservorio ocupa un lugar de privilegio en nuestro porfolio global de recursos no convencionales. Vemos en él un potencial de crecimiento a largo plazo sumamente significativo”, expresó.

Coment� la nota