Se van Shaffer y Zuculini y quedan siete millones.

Racing no se va a ningún lado. Se queda en Primera. A una fecha del final de la temporada, el descenso y la Promoción ya son historia. Pero ahora comienza el éxodo de jugadores.
Las ventas en tiempo de crisis son una fuerte solución para las magras arcas de este Racing post gerenciamiento. Y ayer quedaron definidas las ventas de José Shaffer al Benfica de Portugal y de Franco Zuculini al Hoffenheim de Alemania, que representarán un ingreso limpio de 7 millones de dólares para la tesorería del club.

El cordobés José Alberto Shaffer, de 23 años, llegó a Racing cuando tenía 15 años. Debutó en Primera 6 años después, el 25 de febrero de 2006 frente a Independiente, el mismo día que el Cholo Simeone dirigió su primer encuentro como entrenador. Desde entonces jugó 43 partidos con la camiseta de Racing, suficiente como para que el Benfica se interesara en sus servicios. El viernes, junto con su representante Leonardo Rodríguez, Shaffer viajará a Portugal para realizar la revisión médica. Por el pase, a Racing le quedará un millón de dólares limpios.

El volante Franco Zuculini viajará esta noche hacia Alemania, para realizar la revisión médica y firmar su vinculación con el Hoffenheim. El jugador se despidió de sus compañeros ayer y espera poder jugar en la última fecha con Newell's (el viernes 3) pero necesitará un permiso formal del club alemán. También viaja su hermano Bruno, volante de la Séptima, firmó un contrato por tres años con Racing y se quedará hasta diciembre. Los alemanes lo tienen en la mira y podrían hacer una oferta por él.

Por su parte Adrián Lucero tendría ofertas del Santos Laguna y de Rusia. Está a préstamo y se sentarían a negociar parte de su pase.

Comentá la nota