Sexo, política y rock and roll: El bruerismo al desnudo

En diciembre del 2007, Alfredo Hernán Bracco (DNI 22.669.004) fue convocado por Mariano, el hermano del intendente Pablo Bruera, para formar parte de la estructura del gobierno municipal, a poco de asumir como jefe comunal.
Así, Mariano Bruera -a quien los foristas de Agencia NOVA (www.agencianova.com) sindican como adicto a los estupefacientes y al consumo reiterado de travestis en plena zona roja de la capital bonaerense- le dijo: "Mirá, yo lo que necesito es gente que tenga conocimiento de la realidad social y de las calles de la ciudad".

Bracco está imputado por la Justicia por los delitos presuntamente constitutivos de estafas reiteradas, administración fraudulenta, y asociación ilícita de los artículos 172, 173 inciso 7° y 210 del Código Penal, sobre los cuales en notas posteriores desarrollaremos detalladamente y con lujo de detalles.

Comenzaremos este primer capítulo con la parte más débil de la investigación, que se encuentra a cargo en la Justicia platense, en la Unidad Fiscal de Investigaciones Complejas (UFIC) número 8, a cargo del fiscal Jorge Paolini, el encargado de indagar sobre presuntas grandes estafas cometidas por Bracco, supuestamente por orden de Mariano Bruera.

En su declaración ante la Justicia, Bracco afirma que su tarea, entre otras cosas, era la de "organizar encuentros con chicas en sus domicilios con Mariano Bruera –el hermano del intendente-, el ex director de Personal Ingnacio "Nacho" Martínez y el presidente del Concejo Deliberante de La Plata, Javier Pacharotti", entre otros, quienes se dedicarían al placer mediantes besos, mimos y caricias de hermosas señoritas que ejercerían la profesión más vieja de mundo.

Señor ciudadano platense, usted se pregunta adónde van a parar sus impuestos. Esperamos haberle dado una pista. Esta historia continuará. No se la pierda. (www.agencianova.com)

Comentá la nota