Sesionó el Consejo Superior.

El órgano de cogobierno de la Universidad Nacional de La Plata concretó la primera sesión del año. Entre otros temas, se estableció el mecanismo para reglamentar la intervención de la fuerza pública en el ámbito de la casa de estudios.
El Consejo Superior de la UNLP aprobó una ordenanza que establece los mecanismos para solicitar el auxilio de la fuerza pública dentro del ámbito universitario.

Se trata de un dictamen aprobado por la mayoría de los consejeros integrantes de la Comisión de Interpretación y Reglamento que debatió las propuestas durante las últimas semanas.

La ordenanza establece que "sólo el Presidente de la Universidad, conforme a la facultad conferida por el Estatuto (artículo 70º inc. 1) podrá solicitar el ingreso de la fuerza pública dentro de la totalidad del ámbito de la Universidad Nacional de La Plata.

Cuando se tratare de Unidades Académicas deberá mediar solicitud del respectivo Decano". En su artículo segundo se prevé que "en los casos de robos, hurtos ó flagrante delito, la autoridad o funcionario en ejercicio de sus obligaciones y competencias podrá realizar las denuncias policiales o ante el Juez Penal".

Y por último se resuelve que "se requerirá previamente el consentimiento del Presidente de la Universidad para cualquier otra situación distinta a la planteada en el Artículo 2º de la presente".La moción fue aprobada por 35 de los 53 consejeros presentes en la sesión del CS.

La reunión del máximo órgano del cogobierno universitario analizó también una propuesta del claustro estudiantil de la Facultad de Medicina referente al tratamiento de un proyecto de resolución para llamar a licitación para la refacción de las instalaciones del buffet en dicha unidad académica.

Al respecto, el cuerpo aprobó el dictamen de la Comisión de Interpretación y Reglamento del C. S. que establece "que las decisiones sobre cuestiones de esta índole son de competencia del Consejo Directivo (art. 80 inc. 1 del Estatuto) y del Decano de la Facultad (art. 82 inc. 4 del Estatuto).

Además, a propuesta del consejero superior de Arquitectura, Guillermo Nizan, se incorporaron tres puntos: el tema debe resolverse en el seno del Consejo Académico de la Facultad, invitar al diálogo entre las autoridades y los estudiantes de Medicina y destacar que deben respetarse los espacios pertenecientes al movimiento estudiantil, en la medida de lo posible".

Con respecto a las estrategias de admisibilidad en las distintas Facultades, los consejeros aprobaron (28 votos a favor, 9 en contra) "recomendar a todas las unidades académicas que adecuen sus estrategias de admisibilidad al nuevo Estatuto, y solicitar a las facultades que revisen sus normas internas para que estén en consonancia con el nuevo Estatuto, en un plazo no mayor a 45 días".

Comentá la nota