Sesionarán cinco días para derogar 3.000 leyes

Los legisladores debatirán el Digesto Jurídico entre el martes y el viernes, de 8 a 14, y si no concluyen, continuarán el 9 de diciembre. Se planea que queden en pie unas 1.000 normas, como derecho provincial vigente.
La primera semana de diciembre deparará un inédito trajín para los legisladores. Autoridades parlamentarias y presidentes de bancada, en Labor Parlamentaria, resolvieron ayer que sesionarán desde el martes hasta el viernes, de 8 a 14, para concretar una depuración del derecho positivo tucumano, por el cual sólo un millar de normas, aproximadamente, quedará en efectiva vigencia.

Ese será el resultado al que se llegará con la sanción del Digesto Jurídico de Tucumán, que consiste en un relevamiento de las leyes que se dictaron en la Provincia hasta diciembre del año pasado. En total, son 7.993 las disposiciones estudiadas por una comisión especial integrada por los oficialistas José Cúneo Vergés, Sisto Terán, Carlos Canevaro, Reinaldo Jiménez y Beatriz Bordinaro de Peluffo, y los opositores Luis José Bussi (FR) y Esteban Jerez (bloque Alberdi), quienes fueron asistidos por unos 40 asesores. (Ver “Normas según su...”)

Una por una

Cada norma será puesta a consideración de los legisladores, ya que el vicegobernador, Juan Manzur (que denomina “sesión histórica” a la deliberación por venir), rechazó que fueran aprobadas por bloques. Por ende, en el recinto se presentará cada una de las casi 8.000 leyes referidas, de las que se leerá su número y una breve síntesis de su contenido.

Al final, se espera que sólo unas 1.000 normas queden en pie, enmarcadas como derecho provincial vigente. A la vez, otras 3.000 serán derogadas.

Las 4.000 restantes se clasificarán en dos grupos. Uno será el de las normas de derecho no general, es decir, las de alcance particular, como subsidios para determinadas personas o expropiaciones de inmuebles específicos. El otro grupo corresponde al derecho histórico: normas cuyos plazos u objetivos han sido cumplidos, y que se considerarán caducas, pero no serán derogadas.

Dado el volumen de trabajo, ayer se previó que tal vez no lleguen a terminar la tarea el viernes. Manzur hizo llegar la propuesta de que se sesionara durante el sábado y el domingo pero no encontró aval ni en el propio oficialismo. Se acordó que, si es necesario, se pasará a un cuarto intermedio hasta el martes 9.

Comentá la nota