Sesión extraordinaria de ediles de Berazategui

A 33 años del último golpe militar en la Argentina los concejales recordaron la fecha en el recinto, repudiando aquellos hechos. Hubo varios discursos, muchos de ellos de un alto grado de emotividad
Con asistencia de 19 concejales, se realizó una sesión especial en el Concejo Deliberante de Quilmes para recordar el denominado Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, al cumplirse hoy 33 años del golpe militar.

Presidió el concejal Gustavo Filareti y abrió la serie de discursos la edila Lidia Zárate, quien señaló que "quienes fueron dotados de armas y entrenamiento para la defensa de la República se dedicaron sistemáticamente al secuestro, tortura y desaparición de personas. Hiela la sangre de solo recordarlo".

Agregó que "se estableció una especie de reino del terror, donde era casi una temeridad que algún abogado se animara a presentar un hábeas corpus".

Por su parte, Horacio Festucca recordó aquellos tiempos en que se perseguía a "hombres y mujeres cuyo único pecado cometido era pensar distinto".

Cora Otamendi señaló que "recordamos uno de los hechos más sangrientos ocurridos en nuestra Patria, violentando con crueldad inédita los derechos, la seguridad y la vida del pueblo argentino".

Expresó que "fue un proceso que trató de imponer a sangre y fuego el pensamiento único. Para eso debió torturar, desaparecer y matar a jóvenes idealistas que soñaban con una Patria justa y libre.

Luján Dubrocca, en representación del bloque Frente para la Victoria Polo Social, afirmó "queremos recordar esta fecha y hacerlo no desde una oratoria tan discursiva y fría sino más bien desde el sentir, por aquellos que vivieron aquel momento y gracias a Dios nos pueden acompañar y contar parte de la historia, y por aquellos que no lo vivimos -en mi caso tenía 5 años- y tuve que leer y hablar con gente que sí lo vivió".

Refirió algunos hechos que cometió el denominado proceso de reorganización nacional, como suspensión de la actividad política y gremial, disolución del Congreso Nacional y de la Corte Suprema, la CGT, etcétera.

Mencionó los nombres de tres municipales desaparecidos y subrayó la presencia de la hermana de uno de ellos -de apellido Suárez-, quien estaba a su lado y se confundió en un emotivo abrazo con la legisladora.

Lágrimas

Continuó Dubrocca afirmando que hubo una respuesta de la sociedad ante el régimen y "eso por supuesto costó muchas vidas y lágrimas que aún hoy se continúan derramando".

Añadió que "en la actualidad tenemos la libertad de expresión pero el tema es saber cómo la llevamos adelante. Estamos en democracia pero aún hoy nos falta a todos estado de conciencia, sin excepción. Como representantes electos por el voto popular, es nuestra obligación no faltar el respeto con estos mal aplicados y falsos conceptos y criterios que se ejercen en distintos sectores políticos". Y concretamente refirió hechos como los cortes de ruta, preguntando si no eran también asimilables a golpes. Eso derivó luego una respuesta del concejal Sahagún, quien señaló "si no parecía que decir que los cortes de ruta son golpistas se ajusta a lo que tenemos que decir hoy".

Comentá la nota