Sesión especial en un Concejo expectante

Hoy a las 16 comienza el debate por el proyecto oficialista que busca estatizar la basura.

El proyecto elaborado por el Ejecutivo municipal, y que contempla la creación de una Sociedad del Estado -Córdoba Recicla S.E. (CRESE)- para tomar a su cargo el tema de la recolección y enterramiento de residuos en la ciudad de Córdoba, ingresó ayer al Concejo Deliberante no antes de las 18. En ese momento, sin perder un minuto (el asunto es urgente), desde el oficialismo se pidió dar lugar a una sesión especial para hoy, que finalmente se realizará a las 16. Consultados ayer en los pasillos del Concejo, los distintos bloques de la oposición coincidieron en la “improlijidad” e “improvisación” de este emprendimiento que propone la creación una empresa del Estado para hacerse cargo de la basura de los cordobeses. Al margen de la crítica por la manera no muy decorosa en que este expediente del Ejecutivo llega al Concejo, la adhesión o no al emprendimiento oficial parece estar específicamente sujeta a los números que el municipio presente para desarrollar el total de la actividad que desea realizar. La pregunta que retóricamente se hacía ayer la mayoría de los concejales de la oposición era de dónde va a sacar fondos la Municipalidad cuando cerca del 80% de la recaudación lo absorben los sueldos de sus empleados. Además, los bloques opositores cuestionan la capacidad del municipio para ejercer óptimamente la práctica compleja de un servicio de importante envergadura, como lo es la recolección y enterramiento de los residuos, cuando actualmente se realizan esfuerzos increíbles desde la Municipalidad para poder bachear un calle y limpiar algunas plazas.

Por su parte, el oficialismo responde a las críticas aduciendo que, más allá de las circunstancias que han conducido a esta situación límite, que no sólo involucran a la actual gestión municipal sino a las anteriores, el Estado municipal debe dar una respuesta a los vecinos ante lo que sería una inminente salida de Cliba, por lo menos de un sector de la ciudad, y una licitación que se halla desierta. El rol del Estado ante esta crisis sanitaria -agregan desde el oficialismo- primero es actuar y solucionarle lo antes posible el problema al vecino, más allá de las causas que generaron la actual situación. También en las filas oficialistas se piensa con optimismo en la creación de Córdoba Recicla SE, ya que el municipio tal vez pueda gastar menos de lo que le paga a Cliba mensualmente y mejorar un servicio por demás deslucido desde hace tiempo. Al final, quizá por las solas razones que engloban la victimización e indignación de los vecinos, o por evitar llegar a un escenario con una Córdoba inundada de basura en horas nomás si esto no encauza un rumbo, o tal vez por el costo político de decir “no” en una coyuntura más que delicada, es que la oposición en el Concejo no obstaculizaría el pedido de tratamiento preferencial del expediente solicitado por el oficialismo, otorgando los votos necesarios para llegar a los dos tercios que exige la Carta Orgánica.

Comentá la nota