Sesín: "El fallo del TSJ por la emergencia previsional no perjudicará a ningún jubilado"

Aseguró que la Caja deberá pagar en pesos hasta el 82% de la jubilación, en base al salario líquido del trabajador activo.
El vocal del Tribunal Superior de Justicia, Juan Domingo Sesín, expresó a LA MAÑANA que el fallo dado a conocer el martes pasado sobre la Ley de Emergencia Previsional, en ningún caso perjudicará a algún jubilado, ya que la decisión de la acordada es fijar un piso del 82% en el salario de los pasivos que bajo ninguna situación se podrá "perforar" con descuentos o con bonos.

Lo que ocurre y puede dar lugar a interpretaciones confusas, es que casi todos los jubilados a los que se les descuenta entre el 22 y el 27 por ciento de sus salarios cobran igual que un trabajador en actividad o un poco más, y no lo que indica la ley que es el 82% del sueldo líquido de un empleado o funcionario activo.

A modo de ejemplo, Sesín explicó que en el caso de un activo que cobra 10.000 pesos de bolsillo, hace un aporte de 1.800, por lo que su sueldo en bruto es de 11.800. Tras la jubilación, el sistema de computar el 82% se tomó sobre este bruto, es decir que quitado el 18% (para que cobre el 82%) termina percibiendo los mismos 10.000 que cobra el que está en actividad.

Para estos casos (que son casi la totalidad de las jubilaciones alcanzadas por la emergencia previsional), el fallo determina que si cobran 10.000 pesos, igual que un trabajador en actividad, mientras que para el sistema jubilatorio real debería percibir 8.200, estos 1.800 pesos que percibe sobre el 82% móvil, podrán ser pagados en títulos. "Algunos casos

-explicó Sesín- por la antigüedad cobran un poco más que un trabajador en actividad con menos años de trabajo, por lo que estos pesos por encima también podrán ser acreditados en bonos".

Destacó como una "mala interpretación que el fallo haya abierto la puerta a sostener que se podrá pagar en bonos el 82% del 82% que cobra un jubilado, porque esto autorizaría a la Provincia a pagar más en bonos y esto no es así, en ningún momento serán perjudicados los jubilados".

El fallo obligaría a la Caja a pagar más en pesos y menos en bonos, y es una decisión judicial que "apunta a un punto de equilibrio importante para la historia de Córdoba".

Así, si un empleado en actividad cobra 10.000 pesos y el jubilado un haber de igual suma, ambos líquidos, el 82% de esa pasividad, es decir 8.200 pesos deberán ser abonados en dinero porque la ley habla de "movilidad, proporcionalidad e irreductibilidad", y el resto (1.800 pesos) en bonos, porque estos últimos "son derechos debilitados".

Para Sesín, "esta forma de calcular las jubilaciones tomando el bruto no pasa en ningún lugar del mundo, y servirá para esta generación, pero obligará a las venideras a cobrar el 60% o menos de lo que ganaba en actividad".

El fallo, tal como lo adelantó este diario en su edición de ayer, abre las puertas para que la Caja de Jubilaciones en el futuro pueda tener mayor previsibilidad en sus números, a partir de que el gobierno tome esta resolución para sacar los haberes jubilatorios a partir del sueldo de bolsillo de un trabajador en actividad, y le aplica el 82% "real".

Comentá la nota