Servini de Cubría investigará si hubo fraude en un concurso judicial

La jueza pidió pruebas para saber si hubo aspirantes que tenían los exámenes de antemano. Era para cubrir cuatro vacantes en el fuero federal porteño. Solicitó la conservación de correos electrónicos
La jueza María Romilda Servini de Cubría pidió al Consejo de la Magistratura todas las actuaciones vinculadas al concurso y solicitó un informe para investigar a un aspirante que habría pedido, días antes del examen, copias de un fallo similar al que tuvo que resolver luego en la prueba. Dispuso que se procurara la inmediata conservación de correos electrónicos que podrían ser claves en el expediente.

Está en juego un tercio de los juzgados más sensibles para el poder político y es un asunto que convulsiona los tribunales de Comodoro Py, un fuero poderoso, pero pequeño: tres de los cuatro jurados son jueces federales allí y buena parte de los aspirantes que rindieron el examen trabajan en el edificio. Además, dos de los concursantes subrogan hoy tres de los cuatro juzgados vacantes.

La investigación es por el caso del juez de instrucción Luis Osvaldo Rodríguez, uno de los candidatos. Doce días antes del examen, desde su juzgado habían pedido copias de un fallo real en poder del juez Rafecas, en un caso similar al que resultó ser el que se tomó luego en la prueba.

Rodríguez negó haber hecho el pedido, sin embargo Rafecas lo confirmó formalmente e informó al Consejo que un secretario de su juzgado había recibido una llamada de la oficina de Jurisprudencia de la Cámara del Crimen para solicitarle la sentencia de parte del juzgado de Rodríguez.

Servini ordenó que se le pidiera a Rafecas que informara cuál es la dirección de e-mail a la que se le envió el correo con la copia del fallo y cuál la que lo respondió. Exhortó también a la Dirección de Tecnología del Poder Judicial a que tomara prevenciones para procurar la conservación de todo ese intercambio de correos según informa el diario La Nación.

Otro elemento despertó las sospechas en relación con este concurso fue el llamativo desempeño de otro aspirante, Carlos Ferrari, un abogado que trabajó en la Cámara Federal y hoy es asesor del auditor Javier Fernández (PJ) en la Auditoría General de la Nación. Transcribió párrafos enteros de sentencias de la Corte y citó 43 fallos, 11 de la Corte de Estados Unidos.

Comentá la nota