Servicios urbanos: preocupación y angustia por las nuevas facturas

Barrios prácticamente sin servicios tuvieron en algunos casos, incrementos del 200 y más del 300 por ciento. Otros valores fueron llevados al doble sin lógica alguna. Algunas liquidaciones rayan con lo absurdo. Criticas de la oposición y s se conjetura que pudo haber habido errores de liquidación.
Los vecinos comenzaron a recibir las nuevas facturas de servicios urbanos, con los nuevos valores pero con las viejas injusticias y a veces profundizadas.

No se sabe si porque el nuevo sistema arrojó resultados paradójicos o si hay errores de cálculo o si directamente se eligió un método equivocado para que la gente pague sus servicios de acuerdo a su situación económica. El caso es que un vecino que vive en Villa Floresta Sur y que no cobra más de 1.500 pesos por mes tuvo un aumento de más del 300 por ciento. Porcentajes parecidos sufrieron los vecinos del Barrio Provincias Unidas y de otras zonas en donde residen olavarrienses de menores recursos a quienes prácticamente no se les movió la factura o les llegó con mínimos previstos y aumentos pagables para sus bolsillos un tanto más aliviados.

Se presentaron casos verdaderamente absurdos como éstos o, como citó el concejal de Coalición Cívica, Franco Cominotto, el de unos departamentos ubicados frente a la pileta del Club Racing, a los que les habría llegado boletas “con 144 pesos cada uno y algunos son monoambientes, por lo que no se podría decir que el monto es ese porque el valor fiscal es alto. No, nada que ver”, remarcó.

Su bloque, como el de Peronismo de la Ciudad, Primero Olavarría o el PRO, se opusieron de movida al nuevo sistema para calcular las tasas de servicios urbanos. El Intendente se lo adjudicó directamente a Gustavo Alvarez (PI, aunque en ese momento integraba el Frente para la Victoria Peronista) y en la misma sesión, la titular del bloque oficialista, María Irene Blanco, le agradeció enfáticamente a Alvarez y al FpVP, cuando formaba parte de él, “por su colaboración en la reforma del sistema tributario”.

Dos días después de aquella sesión en la que se aprobó el aumento, el concejal defendió el sistema, lo calificó de más equitativo que el anterior, pero, por lo menos hasta ahora, el flamante mecanismo hizo agua por algunos lados.

“Esperemos que corrijan esto porque van a terminar pagando menos gente y la morosidad irá en aumento”, tras lo cual disparó: José (Eseverri) es a las tasas lo que los Kirchner fueron a las retenciones”.

Comentá la nota