Los servicios de telefonía e internet siguen al tope del ranking de quejas

A pesar de que lideran, ya desde hace cinco años, el ranking de quejas ante las entidades de defensa del consumidor, las empresas de telefonía celular aumentaron los precios. A partir de este mes, mandar un mensaje de texto saldrá —según qué prestadora— entre un 19% y un 56% más caro. Por ahora no se habla de un aumento para las llamadas, pero ya se sancionó una ley que aumenta un 1% el valor de los abonos y sólo falta su publicación en el boletín oficial para que la suba se empiece a cobrar.
Las asociaciones que velan por los intereses de los consumidores reaccionaron y así se convocó a todos los usuarios a apagar los teléfonos celulares el sábado a las 12, en un intento por protestar masivamente en repudio a los aumentos (ver aparte).

   Según un informe de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, las quejas por telefonía celular siguen estando a la cabeza de los reclamos recibidos durante los últimos años. Lo mismo señalaron desde la Unión de Usuarios y Consumidores, que puntualizaron que desde hace cinco años estas denuncias son las más numerosas.

Problemas. El titular de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, Néstor Trigueros, se refirió a un informe realizado por la entidad a partir de los reclamos recibidos entre enero y octubre de este año.

   En primer lugar se recibieron 1.718 quejas por telefonía y servicios de internet. De este total, el 44% se refirió a celulares.

   "Los reclamos son por problemas técnicos en los aparatos, falta de repuestos, incumplimiento en promociones y falta de señal, problemas en la facturación, dificultad para pasarse de abono a tarjeta y por bajas de los servicios, además de las inconvenientes para dar de baja los servicios de premios, juegos y horóscopos", enumeró Trigueros.

Cautivos. Desde la Unión de Usuarios y Consumidores, que recibe por mes unos 30 reclamos que involucran a compañías de telefonía móvil, también indicaron que este rubro está al tope de los reclamos, seguido por denuncias por el tema de garantías inmobiliarias y en tercer lugar quejas contra instituciones bancarias.

   "Respecto de los celulares, la gente se queja por falta de servicio, porque no hay antena, recibe sobrefacturación y no puede dar de baja los servicios, y porque las empresas los mantienen cautivos. Si uno quiere cambiar de compañía telefónica no puede mantener el número y esto acarrea innumerables inconvenientes", señaló Valeria Vaccaro desde esta entidad.

   Por ello es que se está trabajando en lograr un marco regulatorio para estas empresas, que no tienen ningún tipo de control estatal.

   Pero más allá de la quejas por mal funcionamiento, "la gente está muy enojada porque las empresas no avisaron sobre los aumentos. La gente se entera cuando le llega la factura y esto no puede ser. Deberían ser notificados 60 días antes", explicó Vaccaro.

Más quejas. El informe de la Oficina Municipal del Consumidor muestra que el segundo lugar del ranking de denuncias se encuentran los agrupados en "varios", con 1.364 quejas. Entre ellas se encuentran las falencias de medicina prepaga por incumplimiento del Programa Médico Obligatorio (PMO), problemas con garantías y servicios financieros.

   En tercer lugar se ubican los reclamos por los servicios públicos domiciliarios, que ascienden a 1.269 denuncias. Entre los proveedores cuestionados en ese sentido se encuentran la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Aguas Santafesinas (Assa) y Litoral Gas.

Comentá la nota