SERVICIOS SANITARIOS El FrePam impuso el aumento del 126 %

Facturas: la municipalidad aplicará el aumento a partir del primero de diciembre, aunque los vecinos recién lo notarán en las facturas de marzo y abril del año que viene. El PJ votó negativamente la suba de la tarifa.
El FrePam impuso su mayoría ayer en el Concejo Deliberante y aprobó un aumento del 126 por ciento del costo de los servicios sanitarios, que incluye agua potable y desagües cloacales. El bloque del PJ rechazó el proyecto e insistió en que la suba se tendría que haberse hecho de forma escalonada para atenuar el impacto en los bolsillos de los vecinos.

El concejal Marcos Cuelle (FrePam), miembro informante del oficialismo, avaló el proyecto presentado por el Ejecutivo y elogió el mecanismo de consulta pública ya que “permitió que todos los vecinos cuenten con la información del servicio y conozcan las deficiencias que presenta, producto de la desinversión de años”.

Dijo que desde el 2005 no se readecuan los costos y “a eso se le suma el pago a Aguas del Colorado que en un principio subsidiaba el servicio”.

El bloque Justicialista votó por la negativa porque, según argumentó su miembro informante, el concejal Eduardo Molteni, “los cambios se deberían hacer con la presentación de la tarifaria”.

Estacionamiento

Otro de los proyectos aprobados fue la modificación de los artículos 35 y 96 (inciso 41) de la ordenanza tarifaria 2007. Las modificaciones establecen que las tarjetas de estacionamiento tendrán un aumento del 100 %. Ahora, pasarán a tener un costo de 2 pesos.

Tránsito

Finalmente se trató la modificatoria de la ordenanza 1874/96, que regula la circulación de motos, scooter, ciclomotores y cuatriciclos en la ciudad.

La nueva normativa establece que ante una infracción y para la recuperación de la moto retenida, el propietario de la unidad deberá presentarse ante la autoridad competente acreditando su DNI, licencia de conducir habilitante, tarjeta de identificación vehicular o acreditar la tenencia legítima, tener casco protector y, además, tendrá que reparar los defectos de los vehículos en el lugar donde se encuentran depositados, personalmente o con el mecánico autorizado.

También se estableció que el propietario deberá abonar los gastos de traslado, guarda y estadía, los cuáles se determinarán en unidades fijas denominadas UF; cada una de las cuales equivale al menor precio de venta al público de un litro de nafta especial.

El plazo máximo de retención del vehículo no excederá un año; cuando venza este plazo, los vehículos quedarán a disposición del departamento Ejecutivo, quien de acuerdo a disposiciones vigentes les dará un destino.

Comentá la nota