Servicios públicos en la mira.

El ministro de Obras Públicas y funcionarios del área tienen cita hoy con Diputados. Serán indagados por la suba tarifaria en los servicios de luz y agua. Para mañana está convocada una marcha multisectorial de protesta. Ayer los vecinos del San Marcos salieron a cortar las calles molestos por un prolongado corte. Se debió a un problema en la red. Los asistieron con un tanque sisterna.
Con bicicletas como bloqueo, niños y grandes sentados en la calle, vecinos del barrio San Marcos se manifestaron sobre la avenida 3 de Abril frente a las instalaciones de Aguas de Corrientes por la falta de este líquido vital que hace días escasea en sus viviendas, a raíz de la rotura de un caño maestro. La manifestación se inició al mediodía, ocasionando un verdadero caos vehicular en dicha arteria, teniendo en cuenta el fluido tránsito que es habitual en dicho horario.

“Desde el viernes que estamos sin una gota de agua, queremos que nos recompongan el servicio urgente, no se puede vivir así”, se quejó Stella Maris Vallejos, una de las manifestantes. Incluso, “en la escuela Nª 404 no se está dando clases por la falta de agua”, agregó luego.

Otras de las madres dijo que “yo a mis chicos no les puedo mandar a la escuela porque están todos sucios”. La única vía para tener acceso a un poco de agua potable era una manguera ubicada dentro de una zanja, a pocos metros de la capilla del barrio San Marcos, pero la presión era muy baja.

Según manifestaron los vecinos, desde el viernes pasado escasea el agua en el barrio, por lo que decidieron hacer piquetes en avenidas para hacer oír sus reclamos a la empresa prestataria del servicio. Alrededor de las 8.30, cortaron la intersección de la avenida Maipú y La Paz, y pasadas las 11 se trasladaron hacia la 3 de Abril y calle Córdoba, frente a las instalaciones de la firma Aguas de Corrientes.

Minutos después de la una de la tarde llegó una respuesta de la empresa, por lo que los vecinos suspendieron el corte y regresaron a sus hogares, esperanzados de volver a contar con el servicio de agua potable en las próximas horas.

Caño maestro

Desde la oficina de prensa de la concesionaria del servicio, señalaron a El Litoral que el problema se debió a una rotura de un caño maestro ubicado en la intersección de Maipú y La Paz.

“A la cuadrilla le costó encontrar donde se hallaba el problema porque se trata de un caño subterráneo; pero desde el mediodía están trabajando y para la noche (por anoche) ya va a estar solucionado el inconveniente”, explicaron. “Mientras tanto, un camión cisterna lleva agua a los vecinos”, añadieron luego.

Asimismo, dijeron que la empresa tomó conocimiento del problema en el mediodía del lunes, “cuando vecinos se presentaron en las oficinas a manifestar su reclamo”. Como consecuencia de la rotura de dicho caño, voceros de la firma indicaron que los pobladores del barrio Progreso “estaban con baja presión de agua”.

Comentá la nota