Servicios públicos / Energía Reducen subsidios y sube la electricidad

El Gobierno nacional transparentó ayer las dificultades fiscales que atraviesa y decidió reducir en 807 millones de pesos los subsidios que otorgaba a la generación, transporte y distribución de electricidad.
Con menores subsidios, los grandes consumidores residenciales, comerciales y de la industria deberán pagar más por el suministro, aunque el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, intentó minimizar su impacto al efectuar ayer el anuncio en la Capital Federal.

La medida se implementará en forma retroactiva a partir del 1° de octubre y De Vido se encargó de resaltar en varias ocasiones que establece un “grado de equidad y justicia”, con un impacto reducido en las facturas, a la vez que permitirá “la quita efectiva y taxativa de los subsidios que viene pagando el Estado a todos los segmentos del consumo de energía eléctrica”.

De Vido realizó el anuncio en el Palacio de Hacienda, junto con el secretario de Energía, Daniel Cameron, en una ceremonia de la que también tomaron parte el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain; el presidente de la CGE, Daniel Millaci; José María Hidalgo, de Edesur y Endesa; Alejandro McFarlane, titular de Edenor y de las distribuidoras eléctricas, entre otros.

Malestar. Pese a la presencia de grandes cámaras empresarias en el anuncio, la primera reacción de industriales y comerciantes cordobeses fue negativa, además de advertir su impacto en costos, que obligaría a trasladar el incremento a precios (ver aparte).

A todo esto, el titular de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), Daniel Bonetto, se excusó ante este diario de una opinión más amplia, a la espera de conocer en detalles la resolución que adoptó ayer el Gobierno nacional.

Sin embargo, precisó que en el último aumento el ente regulador –Ersep– autorizó a Epec a aplicar la modalidad de pass trough (pase directo), cuando la suba de costos se produce en el precio del fluido que la empresa compra al Mercado Eléctrico Mayorista (MEM). En el caso de costos operativos, Epec debe solicitar que el Ersep convoque a una audiencia pública para discutir la suba en la tarifa.

Precisamente, este mes se produjo una audiencia por este

tema, que finalizó con una autorización del Ersep para que Epec aplique una suba promedio de 14 por ciento.

Para el nuevo esquema, el incremento sólo se aplicará a los usuarios residenciales que gasten más de 1.000 kW por bimestre, en tanto para los comercios e industrias el aumento alcanzará a las que demanden más de 4.000 kW bimestrales.

La mitad de los usuarios residenciales de Epec gasta menos de 400 kW por bimestre; 20 por ciento, entre 401 y 600 kW y un 15 por ciento demanda entre 600 y 1.000 kW cada dos meses.

Aunque la suba era esperada por los sectores de clase media, los primeros reparos obedecen al momento en que se produce, con una suba general de precios y una caída en los ingresos familiares por el recorte de horas extras y otros adicionales debido a la crisis global.

“La medida excluye a 92 por ciento de los usuarios del país, al 96 por ciento de los comercios y al 98 por ciento de las industrias abastecidas por las distribuidoras”, se encargó de asegurar De Vido (ver infográfico).

Comentá la nota